sábado, 31 de octubre de 2009

¡Zafarrancho de combate!

Mis levecentinelas han estado trabajando toooooda la noche...




.
Han luchado contra hordas de viruses varios y van ganando puestos al enemigo invasor. Tras la contienda, mi ejército inmune está agotaííííto. Ahora toca descansar y recuperar fuerzas para afrontar la próxima ofensiva.

¡Rompan filas soldados... sois los mejores!

Se despide la Teniente Leve.

.

viernes, 30 de octubre de 2009

El que no acepta un "NO" por respuesta

Siempre acaba volviendo. Más tarde o más temprano. Tras la primera ruptura se lo dije: "No intentes acercarte a mí. Nuestra separación es definitiva”. Pero no le importan ni mis deseos ni mis decisiones. Y cuando menos lo espero, de tanto en tanto aparece, con su inicial y característico: te quiero, pero no te quiero, te quiero, pero no te quiero...


¡Bah, tan inmaduro como siempre! Sin embargo a fuerza de insistir se va haciendo fuerte, más fuerte... y yo en cambio me vuelvo débil, débil... hasta caer -lo reconozco- rendida a sus pies.

Sí, ha regresado una vez más. Don Resfriado está de nuevo aquí... en mí... ¡aaaaachííísssss!

Y me va a dar el fin-de-semana-puente. Bueno, dar, dar... más bien quitar.

¡Cachis en los mengues... lerengues!

.

jueves, 29 de octubre de 2009

Pollo al ayuntamiento

Después de la entrada de ayer, no me puedo resistir a dejar -a modo de postre salado- esta receta que recién acaba de salir del hornobuzóndecorreo.

Ingredientes:
- Un pollo.
- Un despacho.
- Varios chorizos.


Elaboración:
1.- Se coge el pollo y póngasele una corbata.
2.- Colóquesele en el mejor despacho de un ayuntamiento.
3.- Rodéesele con unos chorizos frescos.
4.- Déjesele a su antojo durante un tiempo.
5.- Y el solito se va haciendo rico, rico, rico... (que diría el Sr. Arguiñano).


.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Statu quo (y/o detritus)

Creía yo que las que proliferaban en ¿otoño? eran estas...
.


Pero no. La corrupción política (de la mano de la empresarial) es la que no para de... “multiplicarse”. (¿Esa operación matemática no le correspondía a los “panes y peces”?). Una semana sí y otra también “aflora” una nueva tanda... en el Norte, en el Sur, en el Este... Al paso que vamos... ¿se declarará otra “pandemia”?... Y me pregunto: ¿En manos de quién estamos?...



Corruptelas al alza... decencia a la baja. Ya lo dice el refranero: “Poderoso caballero es Don dinero”...



¿Poderoso? Esta clase de políticos es la que yo quiero...



.

martes, 27 de octubre de 2009

Levebilocación

De entrada he de agradecer a Víctor que haya sido mi maestro en la materia. Tal cual suena damas y caballeros. Aunque... cierto es que él ni siquiera es consciente de que así fue... de que me mostró el camino para... “bilocarse”. O lo que es lo mismo: programar una entrada en blogger para estar... sin estar, pues no había reparado yo en que la posibilidad existe hasta que él me abrió los ojos a un nuevo y misterioso mundo, desconocido hasta entonces para mí, je. Ello mismamente está ocurriendo pues estoy aquí, como se puede comprobar, pero al mismo tiempo me encuentro en el preestreno de...
.

.
.
Si bien estoy en pleno entreacto de la versión seria y extensa ya que permaneceré en el auditorio aproximadamente las casi tres horitas que ocupa el montaje original. En esta ocasión llevado a cabo por la Federación Almeriense de Teatro Aficionado, que se enfrenta a su proyecto más ambicioso: el de la recuperación de la memoria histórica del Teatro Español, pretendiendo rescatar del olvido –o evitar que en él caigan- las grandes obras del susodicho. Incluso tres Administraciones (juntas y gozosamente revueltas... ¡increíble pero cierto!) han dado una subvención de 24.000 euretes para que afronten la producción... No está nada mal, nada mal.

Et voilà!... la obra más representada del Teatro Español de todos los tiempos, “Don Juan Tenorio”...

.
.
¡Sssssshhhhhh... silencio Leve que no se puede hablar en plena función! ... Acto cuarto, escena III, Don Juan se dirige a Doña Inés...

“¿No es verdad ángel de amor que en esta apartada orilla... los camiones de la villa van frenando con motor?”...

Ya se sabe... con noviembre en puertas... Zorrilla toca. Ejem... Don José Zorrilla, claro.
.
.

lunes, 26 de octubre de 2009

Levecasino

Apuesto todo por la VIDA...
.

¡Nooooooooo va más!

.

domingo, 25 de octubre de 2009

Levepatrimonio

Se dice que... "Cuando el alumno está preparado, el maestro aparece". Y así es. Ayer, mientras andaba por un valle, me topé con uno...
.

Con una en realidad. La mismísima letra "T", pues no siempre los docentes que aparecen son humanos. T... T... T... "Tengo"... esa fue la primera -y única- palabra que se me clavó en la mente repitiéndose una y otra vez. Tengo, tengo, tengo...


Tengo dos piernas que caminan...
Tengo cerca a algunas personas, que lo son...
Tengo dos ojos que miran e incluso ven...
Tengo trabajo...
Tengo dos manos que cogen, que sueltan, que teclean, que acarician, que no golpean...
Tengo un techo que cobija mi cabeza... mi calor... y mi frío...
Tengo dos latidos... el que palpita como “allegro” y el que lo hace a ritmo de “adagio”...
Tengo la palabra, pensada, escrita, hablada, sentida...
Tengo el acto coherente a esa palabra...
Tengo dos pies que dejan huellas...
Tengo una despensa que me dispensa alimento...
Tengo dos oídos que además de oír escuchan...
Tengo una cola de sirena, que tiene el don de la intermitencia...
Tengo dos gónadas... que forman ¡un par!, cuando corresponde...
Tengo luz y tengo sombra...
Tengo dos riñones que desechan lo que sobra a cuerpo... y a alma...
Tengo libertad de pensamiento y de obra...
Tengo dos brazos que en ocasiones se despliegan como alas...
Tengo conciencia... de mi conciencia...
Tengo la risa y la lágrima...
Tengo, aunque no lo parezca, silencio...
Tengo un mío, tienes un tuyo, tal vez algún día tengamos un nuestro...
Tengo, vamos a ver... lo que tenía que tener...



Y ahora... también tengo una "T" que me inspiró este, mi levepatrimonio.
.


.

sábado, 24 de octubre de 2009

Una imagen vale más que mil palabras

.









Señoras y señores blogespectadores, lamentamos informarles que se ha perdido la conexión con nuestra reportera más dicharachera debido a la inesperada y poderosa interveción de Eolo. Pese a nuestros esfuerzos técnicos, no ha sido posible reestablecerla.
.
En fin, menos da una...


.

viernes, 23 de octubre de 2009

Cierro los ojos de nuevo...

¡Y mis pies se congelarán el próximo invierno!...
.
.
porque a mis calcetines les han salido alas y se han escapado al mundo de los sueños trocándose en pájaros. Increíble pero cierto.
.
¿Será responsable mi levedad?
.
Esteeee... ¿le sobra a alguien un poco de lana pa' ir tejiendo algún que otro par?... Como hace calorcito aún, me dará tiempo y evitaré tener cubitos de hielo por pies. Si afirmativo... ¡que sea de la que no pique!, porfa.


.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Hoy... fiesta de guardar

¿Por qué?
.
Primero.- Por la predisposición, fundamental ella...


.

Segundo.- Porque tal día como hoy de años ha... asomó al mundo Carlota, más leveconocida como "la dama de los apellidos cambiantes", así que...


Nota.- Dese (¿o es dése?... no sé) igualmente por aludido el habitual visitante que hace apenas unos días también celebró su nacimiento, y cuyo nombre no refiero por desconocer si prefiere mantenerlo en el anónimo anonimato. A ambos... ¡FELIZ CUMPLEVIDA (o plumqueaños... Copyright del palabro perteneciente a la ojomeneada en cuestión. Perdón... homenajeada)!


Tercero.- Porque mi hermana pequeña -Susana, a la que siento casi más como "hija postiza"- me ha comunicado a las 14:00h. del corriente que... ¡ha aprobabado las oposiciones!, quedando además en el número 263 para unas 1.200 plazas. ¡Aleluya!, con esto se olvida la mala fortuna que el año pasado la dejó fuera por apenas unas décimas. Durante 800 días una media de 12 horas reales de estudio, acudiendo a academia, dedicándose en cuerpo, alma y espíritu al asunto...

En fin, quien las haya preparado ¡muy en serio! sabe a qué me refiero. Se lo merece porque se lo ha currado y además porque vale un montóóóóóón. Conste que no es amor de sister, que tol mundo piensa igual. Hasta guapa y todo oigan. Más por dentro incluso. Y sin novio... y con 31 lozanas primaveras... Esteeee, si hay algún aspirante, envíe currículum, je. (Ya puesta... aprovecho para leve-alcahuetear un poco).

En consecuencia he pasado todo el día a la vera de la prima de Gloria Fuertes... Es decir tan conTenta que hasta me han preguntado si me he enamorado por cómo me brillaban los ojos... ¡aaayyyy, qué alegría!
.

Cuarto.- Porque he conseguido entradas en primera fila para disfrutar a dos de los grandes tal que así...



.
Quinto.- Porque una cariñosa pareja de ovejitas ha tenido la gentileza de libretacustomizarse y regalarse para quedarse a vivir en mi levebolso.


Sufi-sufi-suficiente para que hoy... quede declarado como levefiesta nacional. ¡He dicho!

.

martes, 20 de octubre de 2009

Eterna compañera

Nacemos solos. Morimos solos...
.
.
Y el invervalo entre un momento y otro... es un pedazo de tiempo en que buscamos compañía, para compartir ese ratico que llamamos vida.
.

lunes, 19 de octubre de 2009

Imposible

No me pidas la luna. No te la puedo dar. No porque sea la promesa continua que los amantes se hacen. No porque el cielo no pudiera prescindir de ella. No porque no quiera regalártela. Es que...

video

.

¡Alguien se me adelantó!

.

domingo, 18 de octubre de 2009

Torres más altas han caído

Un espacio de estructura episódica donde se narran situaciones límite en las que aflora la común fragilidad y vulnerabilidad de unos personajes ligados por un vínculo de ... ¿azar causal? O podría decirse tal vez que, en una hilera de piezas de dominó, la primera ficha que cae repercute directamente sobre el movimiento de la última. ¿Mas habitual de lo que sospechamos quizás que el aleteo de una mariposa, con su afamado efecto, nos sobrevuele... por más que bata sus alas en las antípodas?

Un espacio donde se vislumbra que la felicidad puede ser distinta en función de la cultura y el estatus social en los que uno se desarrolle, pero, al margen de la muerte, equiparadora por antonomasia, hay algo que evita toda distinción igualándonos siempre: el dolor humano...



.
Magnífica por su iluminación, su estética, su arena, sus luces de neón, sus interpretaciones, sus historias en sí... tan lejanas y cercanas a la par, su música...


.


.
"Babel"... un lugar para la comunicación, en medio del caos...



.
.

viernes, 16 de octubre de 2009

Levepluviometría

A veces lluevo tantas palabras...

video

que me pregunto si seré una nube cuentista.

.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Genesis

Procuro disfrutar al máximo de todos mis sentidos físicos porque son los lazarillos que me llevan a los espirituales. La “vista” es uno de los que me hace tomar plena conciencia de mi propia vitalidad. Miro, contemplo, me empapo de cuanto hay a mí alrededor... ¡son taaaantos los regalos que el mundo ofrece si se le presta atención! Y al hacer camino es como más se amplía el campo visual, como más aumentan los horizontes a recorrer.
.
En los últimos años paseo con frecuencia por un parque llamado Internet. A veces me detengo en recodos de su jardín, a los que bautizaron con el nombre de “blogs”. En las visitas que he realizado, he podido observar en ellos una gran variedad de flora. Hay plantas extrañas, quizás carnívoras, pero las rodean hermanas de aparente y misteriosa serenidad, que enriquecen con la estela de su perfume a quien se aproxima. Una de ellas es la Cibercomentaristas agradibilis (nombre científico por supuesto que para eso estamos en terrenos botánicos). Es lindo detenerse a contemplar su belleza... a respirar su aroma. Aunque en ocasiones tanto una como otro sean efímeros pues si cualquier flor no tiene siquiera un día de vida una vez cortada, algunas de estas apenas permanecen en el mundo durante unas horas. Sin embargo ya lo escribió Ibn Hazm de Córdoba... "soy una tierra dura y pedregosa, reacia e insumisa a toda vegetación, pero si algunas plantas afincan sus raíces, ¿no ha de cuidarse de que abunden las lluvias en primavera?". Pues eso.

¡Aaaaaahh la primavera … mágica estación del año! Las tardes se van alargando, los pajarillos cantan al unísono presos de alguna singular epidemia, las flores silvestres despiertan de su letargo, el campo se alfombra de verde, el aire huele diferente, la sangre se altera según dicen, comentan, rumorean... los osos salen de sus madrigueras tras su hibernación (precaución al merodear lugares donde haya susodichos ¡eeeehhhh!), los alérgicos a pólenes varios las pasan canutas, ejem... en definitiva: ¡Doña primavera renace del vientre de la madre Naturaleza! Pero … ¿acaso sólo existe la climatológica? No si pensamos que cada primavera es sinónimo de comienzo, de resurgir … Claro que eso no lo pueden entender quienes se conforman con lo que abarcan de un rápido vistazo, contentándose así con un fragmento... del todo. Y precisamente por estar refiriéndome a comienzos empezaré hablando de la primera edad, es decir... leve-explicando por qué de mayor quiero ser pequeña.

En la infancia se "vive", después se "subsiste". Esto lo leí hace años en un periódico. El artículo afirmaba que "Alicia en el país de las maravillas" es (o lo era por entonces), junto a otras pocas, la obra más leída a lo largo de la historia. Me gustó mucho la frase porque encierra una gran verdad. Es a esas edades tempranas cuando –en general- no nos mueve ninguna maldad, cuando no nos ciegan ambiciones materiales, cuando jugamos por sistema, cuando nos llenamos de sorpresa con cada nuevo descubrimiento, cuando la risa supera al llanto, cuando la ingenuidad se acuesta con nosotros en las noches y amanece a nuestro lado en las mañanas...

A medida que el tiempo transcurre, voy tomando mayor conciencia de esta "gran verdad" y creo que retrocedo premeditadamente porque trato de aprovechar al máximo los minutos, los segundos, y de lo que se puede... intento hacer un sano juego. Lo más bonito, lo que mayor satisfacción me causa es que me nace de forma natural el comportarme, pensar, sentir como lo hago, porque es mi corazón la semilla que germina, convirtiéndose poco después en el guía de cada uno de mis actos y pensamientos. Y me reconforta sobremanera que mi meta consista fundamentalmente en encender lámparas que iluminen, aunque sólo sea un poquito, aunque sólo sea por breve espacio de tiempo. Y si no lámparas con suficientes vatios de potencia... al menos consigo prender de vez en cuando alguna que otra velita. De manera que no serán los malos recuerdos, las facturas por pagar, los tropezones, las averías del coche (¡qué tarden en llegar que Salvatore está bien cuidado!), las supuestas pautas que deben marcar los movimientos de una mujer hecha y derecha de cuasi 42... primaveras je, lo que me impida seguir siendo una "niña" (cuando proceda naturalmente).

Los humanos somos como un río donde el agua de la vida fluye. En su trayecto encontrará multitud de rocas que, a modo de presas, intentarán entorpecer su camino, impedir su avance, sin embargo... por la propia fuerza de su crepitar, siempre logrará sortear los obstáculos y continuar el recorrido hasta alcanzar su desembocadura. Atendiendo a esta alegoría me reafirmo en mi propósito de no permitir que las circunstancias no gratas que me tocaron, me tocan y me tocarán vivir enturbien ese "agua". Como tampoco consentiré en modo alguno que mi existencia se "diluya" en un sinfín de quehaceres y obligaciones cotidianas llenas de "sequía". No mientras me quede un soplo de aliento que me lleve a encontrar una sola "gota" que calme mi "sed". Y, por parafrasear a la malvada reina de esa deliciosa historia a la que hago referencia y que tanto tiene que ver con esta patria, vaticino que terminaré por abrazar al mar sin sentenciar sobre nadie ni una sola vez diciendo: ¡¡¡que le cooooooorteeeennn la cabezaaaa!!! Bueeeeeno, quizás sí que lo diga pero no ejecutaré el veredicto, je.

Y como hoy me siento especialmente embargada por mi "niñez", contaré un cuento al respetable. Naturalmente... de “comienzos” porque es el tema que ocupa este instante...

Había una vez y no había una vez, en las afueras de una ciudad, una casita linda-linda, de esas que parecen sacadas de una película de dibujos animados. En ella vivía una familia compuesta por un papá, una mamá, dos hijos, Roberto y Marina, y un perro llamado Marrón; por su color claro. Nada más verle le bautizó la benjamina de la familia y con ese nombre se quedó. Roberto, a sus trece años, era un chico muy imaginativo que tenía una gran pasión. Soñaba con volar… volar a donde las ventanas siempre estuviesen abiertas, pero sabía que siendo niño lo de mudar a gaviota se tornaba poco menos que imposible, de manera que optó por convertirse en piloto de mayor.
.
Una tarde en que los padres habían salido, Roberto se encontraba enfrascado en acabar el dibujo -porque dibujaba y además muy bien- de una avioneta. Marina, todo aburrida y más que se lo hacía ya que le encantaba estar con su hermano al que consideraba la persona más liiiiiiiiisssssta del mundo mundial -y hasta del universo-, entró en la habitación:
.
- Robertoooooooo ...
- ¿Qué Marina?
- ¿Te puedo hacer una pregunta?
- Ahora no. Estoy concentrado, terminando este dibujo.
- ¿Y qué dibujas?
- Una avioneta ... mira, ¿te gusta?
- ¡Mmmmmmmmm es muy bonita! Andaaaaaa, déjame que te pregunte por faaaaa ...
- Está bien, pero sólo una, ¡eh!, que te conozco.
- Valeeeee... ¿de dónde hemos salido?
- ¿De dónde hemos salido quiénes?
- Pues quiénes vamos a ser... ¡todos!, que pareces tonto a veces.
- Si me prometes que después te callarás, te contaré cómo se formó el mundo.
- ¡Juro solemnemente que cuando acabes me comerá la lengua el gato! Bueno... Marrón porque gato no tenemos.
- ¡Pero qué teatrera eres Marina!... Verás... hace mucho, pero muuuucho tiempo, cuando el mundo era joven todavía, no había personas en él. No había que ordeñar a las vacas ni que dar de comer a las gallinas. Los animales se las apañaban muy bien. El mundo era grande y salvaje. Hasta que un día por fin apareció la primera persona, una mujer. Miró a su alrededor.
- No está mal todo esto- dijo.
Examinó las cosas con mayor detalle.
- Buena idea estos árboles- comentó bajo un arbusto verde claro.
También se fijó en las vacas y en las gallinas.
- Estupenda idea estos animales: dan leche, huevos y se pueden comer.
Cogió una banqueta de ordeñar, se sentó bajo la vaca y la ordeñó...
.
- Roberto... ¿y de dónde salía la banqueta de ordeñar?
- La había traído ella.
- Entonces... ¿llevaba equipaje?
- Sólo una banqueta de ordeñar y un puñado de grano para las gallinas.
- ¿Había banquetas de ordeñar y grano para las gallinas en el lugar del que venía?
- ¿Cómo iba a traerlo si no, Marina?
- Claro, claro pero... ¿de dónde venía?
- Del extranjero.
- ¿Y cómo llegó al extranjero?
- Estuvo allí siempre. ¡Oye!... ¿Cómo quieres que lo sepa? Y si no te gusta lo que escuchas... ¡cuenta tú la historia!
- Vaaaaale perdona, sigue, sigue.
- Bueno, pues en aquel tiempo, cuando el mundo era joven todavía, todo era joven. Estrellas jóvenes, piedras jóvenes, ríos jóvenes, personas jóvenes, pájaros jóvenes, árboles jóvenes...
- ¿Y casas jóvenes?
- También.
- ¿Y vacas... y gallinas?
- Incluso terneras y pollitos. Todo un mundo pequeño, no mucho mayor que una mesa. Aquel mundo vivió sólo una semana. Los ríos se secaron; las personas, los animales y las plantas se murieron de sed; las estrellas se apagaron; las piedras, pequeñas como granos de arena, se pulverizaron en el vacío. Un mundo hermoso, pero breve. Entonces hubo más de mil años de tranquilidad. Y después de mil años de tranquilidad, otros mil años de tranquilidad más tranquila aún. De pronto... fue apareciendo un nuevo mundo, esta vez sólo nubes... y encima de ellas el cielo... y debajo de ellas el mar. Un mundo de nubes y olas.
.
- Robertooo...
- ¿Quéééé?
- ¿Y después?
- Nubes y olas.
- ¿Y todo lo demás? Tuvo que llegar algún día: la hierba, las vacas, las personas, los pueblos...
- No.
- ¿Cómoooo?
- No se añadió nada.
- Entonces, ¿se ha acabado la historia?
- No, continúa, sólo que no pasa nada nuevo. Sieeeeeeempre lo mismo: nubes y olas, nubes y olas, nubes y olas.
- ¿Y el viento?
- ¡Ah sí viento! Nubes, olas y viento.
- ¿Y la silla en la que estás sentado, la ventana, tú y yo?
- Eso no existe. En esta historia no.
- ¿Entonces dónde?
- En ningún sitio. No hay tierra a la vista.
- ¡Claro que síííí, el paraíso!
- ¡Aaaaaahhhhh es cierto! El mundo se llamaba paraíso cuando era joven. Las personas, los animales, las plantas, las montañas y los valles acababan de llegar. Se saludaron.
- Me llamo Eva, ¿y usted?
- Adán. Me llamo Adán, ¿y usted?
- Leona. Me llamo leona, ¿y usted?
- Fuente. Me llamo fuente, ¿y usted?
- Palmera. Me llamo palmera, ¿y usted?
- Mariposa. Me llamo mariposa, ¿y usted?
- Trucha. Me llamo trucha, ¿y usted?
- Libélula, yo soy la libélula.
Adán preguntó a Eva:
- Perdone, ¿sabe usted dónde estamos?
- En el paraíso- contestó Eva.
- Paraíso - murmuró Adán. - Es la primera vez que lo oigo.
Dieron un largo paseo por el gran jardín. Anduvieron por el musgo húmedo, por la arena suave... y saludaron por todas partes. Una hermosa mañana comenzaba. Todo nuevo, todo reluciente. Los elefantes saludaban con las orejas, las rosas perfumaban el aire como locas...
- Veo que somos las únicas personas, dijo Eva. - Tendremos que casarnos.
- ¿Casarnos?, es la primera vez que lo oigo, dijo Adán en tono casi amistoso.
- Casarse significa estar juntos. Pero antes tenemos que querernos. Así es como se empieza. ¿Tiene usted algún inconveniente en que nos queramos?
- ¿Querernos?, es la primera vez que lo oigo, dijo Adán.
Eva le abrazó y le besó largamente. En medio del beso añadió:
- Esto es quererse.
Adán permaneció con la boca dispuesta y Eva siguió besándole. Luego se hizo mediodía, y él dijo:
- No tengo ningún inconveniente, incluso en cierto modo me complace esto de querer.
Cuando tomaron aliento ya caía la tarde.
- Me gustaría que nos tuteáramos, propuso Eva.
Adán dijo:
- Está bien, querida Eva.
Así comenzó el mundo.
.
- ¿Has terminado Roberto?
- Sí. Mejor lo dejamos mientras sigan besándose. Los cuentos tienen finales felices, pero las historias del paraíso tienen principios felices. Volveré a comenzar... cuando el mundo era joven todavía, hubo que empezar por aprender a vivir. Las estrellas se reunieron para formar figuras. Unas ensayaron al principio una jirafa, después un manzano y luego una rosa, hasta que intentaron la Osa Mayor. Otras formaron una pequeña niña, como tú Marina, de la que surgió después Virgo. Mientras, algunas más habían formado un dragón, un toro o un cisne. Las piedras lo tenían más fácil. Se volvieron duras y pesadas en el acto. Fueron las primeras cosas acabadas. El sol (solete en realidad) comenzó a brillar, aprendió a salir y ponerse. Cualquier otra cosa que intentara no le salía. Por ejemplo, cantaba. Pero su voz ronca asustaba al mundo entero, que aún era nuevo y sensible. Durante mucho tiempo la luna no supo lo que tenía que aprender. ¿De verdad tenía que brillar? De día contestaba que no; de noche, que sí. Como no podía decidirse, hacía lo siguiente: engordaba y adelgazaba, se llenaba y se vaciaba. Lo que sí aprendió fue el cambio constante. El agua aprendió a fluir. Lo consiguió cuando notó que para ello sólo había un camino, siempre hacia abajo, hacia abajo, hacia abajo... El viento estuvo quieto durante mucho tiempo. Por eso al principio no era nada ni nadie en realidad. Pero entonces descubrió que podía soplar. Era fácil vivir. A cada uno le bastaba descubrir qué era exactamente lo fácil. Para el fuego era algo distinto que para la madera; para el pez, diferente que para el pájaro; para la raíz, no era como para la rama. El mundo se tomó su tiempo para organizarse. Después todo marchó solo. La lluvia no tenía más que caer de las nubes para verterse sobre la tierra, las personas no tenían más que abrir los ojos para ver lo bueno que era todo. Si cada uno hacía lo que le resultaba más fácil, el mundo quedaba ya bastante ordenado.
- Entiendo Roberto... el mundo estaba bastante ordenado todavía...
-¡Sssshhhhhhh, no sigas! Es mejor que empecemos otra vez desde el principio. Esta historia no tiene fin, sino comienzos, muchos comienzos... pues hace mucho tiempo, cuando el mundo era joven todavía...
.
Esteeeeeee... si alguien tuvo valor para llegar hasta aquí y lo hizo tal que así...
.

en la levefarmacia-herbolario hay existencias de: Almax, leche de magnesia, manzanilla y un licorcito que dicen también es digestivo. ¡Qué menos que la causante propicie algo de alivio!


Nota de la editorial: “Cuando el mundo era joven todavía” fue escrito por Jürg Schubiger y parafraseado por Leve, habiendo incorporado –alegó la muchacha que pegaba, si bien se desconoce la opinión del autor al respecto- también personajes como Marina, Roberto y Marrón el cual, aunque tiene un papel secundario je, básicamente presencial que no sonoro, es de vital importancia en la vida de los hermanos; contiendas, cantinelas, compañía y... cuentos incluidos.


.

martes, 13 de octubre de 2009

Leve-restauración

Cocino mi vida a fuego lento...
.
.
para que no se queme.
Para sacarle todo el jugo.
Para que su sabor se concentre.
Para que se suavicen las zonas duras.
¡Para..chuparme..los.. dedos... del.. alma!

.

lunes, 12 de octubre de 2009

Cierro los ojos...

Y saltaré entre nubes... Y volaré con las alas de mis pies... Y me lloverán gotas multicolor... Y haré volteretas con el tiempo... Y seré ayudante de Teresa de Calcuta... Y entrenadora de Pelé... Y la versión femenina de Indurain ¡ring-ring!... Y tocaré a dúo con Pau Casals... Y fundaré una Levebiblioteca en la que vivirán tooooooooodos los libros del mundo mundial... Y bailaré con olas azules (pero eso no es nuevo, je)...
.


Y soñaré sí, alguna cosita (o cosaza) más... con los ojos cerrados... con los ojos abiertos.

¿Alguien se apunta?
.
.

viernes, 9 de octubre de 2009

Comprobación

A veces la realidad es tan punzante que al contemplarla...
.
.
sangra la mirada.
.

jueves, 8 de octubre de 2009

Algún día...

también seremos mayores...



Si llegamos al manaña. Y tal vez olvidemos incluso quienes somos... pero recordemos el amor.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Todo lo que empieza acaba

O lo que es lo mismo...


¡Snif, snif...! menos mal que mi padrino de bautismo marino -el mismísimo Poseidón-, me ha hecho un regalito para que no me "ahogue" en la vuelta a tierra durante la semana. Le pidió ayuda a su compadre Vulcano: -A ver si pudieras forjarme unas anillitas hombre... que quiero tener un detalle con mi ahijada...- Y como estos dioses, que son de lo más colegas, se echan una mano, o un rayo, o un tridente cuando es preciso... voilà!...


En fin... si las aceptamos las cosas son como son. Si no las aceptamos... las cosas son como son. Y para mí, ahora y no antes, ya ha llegado...




¡Animo Leve que el trabajo es salud!... y un gran privilegio a fecha corriente.

.

martes, 6 de octubre de 2009

Un cuarto de siglo no es nada

Hace 25 años se estrenaba...



Una "bola de cristal" que "rompía"... sin romperse. Por transgresora, por original, por divertida... ¡porque sí!... me hice fan de inmediato, aún cuando se suponía iba dirigida, al menos inicialmente, al público infantil y yo era ya mocita. ¿Público infantil?... que juzgue el respetable...
.


Igualito, igualito que el cuento de "Alicia en el país de las maravillas". Tanto libro como programa televisivo se presentaban con disfraz de "menores"... pero realmente estaban destinados a "mayores"... Obritas de lo más polivalentes pues.
.
Márchome con una gran duda... ¿seré una electroduende?...



Efectivamente cualquier tiempo pasado no fue mejor, pero caray... ¡qué buenos fueron algunos!
.
.

lunes, 5 de octubre de 2009

"La negra"... de corazón blanco

Mi madre tenía una voz preciosa... dulce, armoniosa. En las reuniones siempre se escuchaba: ¡canta Gloria, canta...! Y ella lo hacía; muy bien por cierto. En casa y fuera cantaba tonadas que yo no comprendía pero me atrapaban como si fueran un imán y, aunque por entonces no lo sabía, removían y gestaban algo en mi infantil conciencia. Un día... escuché una de esas canciones para mí familiares pero... ¿quién la interpretaba?... “María, María” sonaba en una voz rotunda, racial, profunda, poderosa... y se produjo un flechazo inevitable: su dardo certero se clavó en el centro de mi corazón. No tendría más de diez años.

El grito pacífico de Latinoamérica...

La que decía que la vida la eligió para cantar...

La garganta privilegiada que siempre entonaba letras sin fronteras...

La cantora que luchó contra la injusticia con el alma y arma de su voz...

El icono de la cultura Argentina, más allá de gobiernos imperantes y tiempos reinantes...

La que estaba permanentemente comprometida con los perseguidos, con los desfavorecidos, con los oprimidos, con los que sufren...

Símbolo de solidaridad constante y creciente, defensora a ultranza de los derechos humanos...

La que fue, es y será serenata para el alma de Leve...

La que padecía una cardiopatía con agrandamiento de corazón, que seguramente aumentó de tamaño por lo mucho que amó...

La estrella que brilló en la tierra... la que brillará en el firmamento...

La que tenía al pueblo en su voz, “La negra”, se nos fue... se marchó mi preferida entre los numerosos escogidos...

Todos los que la escuchaban... mayores, medianos, jóvenes... la querían. Incluida yo; así lo decidió el lazo musical que tanto me enseñó a nivel humano.

Desde el otro lado del charco... desde mí, manifiesto el inmeeeeenso respeto y admiración que siento por su gran voz, por su humildad, por el generoso y amoroso brillo de su mirada, por esa extraordinaria persona que se adivinaba tras la artista popular. Gracias por tanto regalo que me hiciste. Para mí eras... eres la más grande y... tengo presente que jamás te olvidaré...


.
Descansa en paz negrita linda... te lo ganaste a pulso... te lo ganaste a voz.
.
.

domingo, 4 de octubre de 2009

Material didáctico

Quienes visitan esta patria desde hace un tiempito sabrán que soy discípula de una catedrática en “Femme fatale”. Lo que no había comentado es que mi intención no es conformarme con la diplomatura. Pico bien alto de modo que pienso licenciarme –a ser posible “Cum Laude”- y posteriormente realizar másteres varios, que quien sabe si derivarán en un “Magna Cum Laude”, je. Pero de momento, como recién me inicié en el estudio de esta carrera mi docta profesora me ha proporcionado el libro de texto de la asignatura más importante del primer curso.

Puesto que voy algo atrasada, decidí estudiar incluso los domingos. Pero como quiera que soy partidaria de la “escuela peripatética” o “Ali-stotélica”, ejem... digo “Aristotélica”... prefiero aprender paseando y en esta ocasión haciéndolo por mi cala-santuario. Así que hice algo que no suelo hacer allí: leer. En mi lugar natural por excelencia me dedico a otros menesteres aunque básicamente a permutar las piernas de mujer por cola de sirena. Hoy el día era espléndido, tanto que llegué a las 11:00h y recogí el "campamento" a las 19:00h. Pero claro está... por sirena que se sea... ¿quién va a aguantar ocho horas nadando ininterrumpidamente? Yo no, desde luego, y eso que estoy en forma.

De manera que he repartido el tiempo y hasta siesta y todo he echado je, en este día que ha resultado ser, climatológicamente hablando, el mejor –con diferencia- de todo el verano... aunque sea 4 de octubre. Paradojas del calendario... que anda pelín trastocado en relación a cómo se van manifestando las estaciones sin cuadrar con los meses a las que corresponden. Total, que me he empapado toda la materia del que en adelante debe ser libro de cabecera, según mi profe...

.
Y naturalmente, a tenor del título, su contenido me ha provocado numerosas carcajadas nada disimulables y sí bastante sonoras, que incluso hacían que algún vecino -de los pocos que había- sonriera al escucharme... ¡Bien... no sólo la violencia se extiende como un reguero de pólvora en cuanto alguien enciende la mecha! Y cuando digo reír... digo REIR durante horas... y horas. Eso sí, con pausas... pues iba intercalando descanso y estudios para no aturullar a mis neuronas, pobres.
.
Y he vuelto a ver la escultura que sigue fiel a sus rezos dirección a La Meca...
.
Y me he dado los baños más maravillosos de todo el año... temperatura del agua perfecta... ídem la del exterior... ¿el paraíso? Casi que sí.
.
Y he comido como una reina... de los mares por supuesto...
.
Y, regresando a la ciudad, Salvatore me ha vuelto a arrancar algunas carcajadas con lo que sonaba en él...



Y, ya en casa, me he duchado quedándome en la regloria, pues en la gloria ya me encontraba...

Y he cenado brindando con una copita -azul ella como el cielo y mar que hoy me acompañaron- de buen tinto para celebrar el día vivido, sentido, querido...

Y... si creyera en la palabra "felicidad" diría que soy feliz, pero como no, tengo que dejarlo en un: ¡estoy muy alegre!... o con la prima de Gloria Fuertes, o sea... de nuevo conTenta.

Y que, con permiso del respetable, voy a repasar el resumen de lo estudiado que mañana tengo un examen...

.

sábado, 3 de octubre de 2009

Corazonada

El sol saldrá
dentro de unos minutos.

Ha sucedido así
-regularmente-
desde que yo
recuerdo.

Tal vez debería
poner mis esperanzas
en certidumbres como estas
igualmente importantes
aunque pasen desapercibidas,
en vez de en asuntos
tan relativamente triviales
como el hecho de que
me quieras
o no.

Debo conquistar mi soledad
en solitario.
Debo ser feliz conmigo mismo
o no tendré
nada
que ofrecer.

Dos mitades tienen
pocas opciones
excepto la de unirse
y, eso sí,
formar un
todo.

Pero dos
todos,
cuando coinciden...

Eso es
belleza...

Eso es
amor.
.
(Peter McWilliams)


.

.

viernes, 2 de octubre de 2009

. Rec

Saludos desde “Maravillas directo”. Como ya comentó Leve a uno de nuestros blogespectadores, recientemente se topó con un inesperado regalo en su cala-santuario del que en realidad previamente tuvo un anticipo, pero no supo vislumbrarlo. Días antes, frente a ella, la que resultó ser una artista anónima movía y removía la arena con sus manos sin descanso, pareciendo más una excavadora que una humana. Leve entonces no supo qué hacía exactamente hasta que una semana después encontró dos hermosas esculturas, tamaño natural, esculpidas en la arena a ras de superficie, a pocos metros de la orilla. Se trataba de un hombre, tumbado sobre su lado derecho y próximo a él... una mujer también tumbada pero boca arriba. ¡Y habían sido respetadas por las mareas!... que, todo hay que decirlo, salvo en ocasiones concretas, no suelen ser grandes en estas latitudes y por ende no “devoran” mucho territorio.

Hemos enviado al lugar a Leve con la esperanza –muy esperanzada por harto difícil dicho sea de paso- de que aún permanezcan y poder mostrar semejante muestra de arte natural a nuestros blogespectadores. Conectamos con la reportera más dicharachera...

- Leve, cuéntanos... ¿cómo te has encontrado el panorama tras la “gota fría” caída en los últimos días?... ¿Muchos destrozos?
.
- Efectivamente llegar aquí ha sido un poco odisea ya que si habitualmente la pista de tierra por la que se accede presenta desniveles importantes, ahora la fuerza de la lluvia ha hecho auténticos socavones en el terreno. Hay que matizar que Salvatore no es un 4x4, pero aún así se ha portado como un genuino todo terreno por lo que desde ya le damos las gracias. Como se puede observar, el día se presenta...

- ¡Leve... Leve!...

- Sí dime... es que no te escucho bien, este pinganillo parece que falla un poco, dime, dime...

- Por favor enfoca bien.. que al público no le interesa tu sombra casi “peterpaniana”...

- ¡Ah perdón!... es la falta de costumbre...

- Pero Leve... ¿acaso llevas un puñal en la cintura... en las manos tal vez?
.
- No, no... es protección pero de otro tipo. Se trata de la sombrilla, que engaña en el mundo de las sombras, je. Pero continuemos avanzando... me dispongo ahora a cruzar el "Túnel de los vientos"...

- Leve...

- ¿Si?...
.
- Dos cosas. Primera: ¡túnel-túnel... no sé yo! Segunda: ¿Leve-Indiana Jones?...
.
- Mujeeeeerrr... ¡qué exigentes sois en plató!... ¿Minitúnel... mejor así? En cuanto al secreto de mi aspecto de "exploradora cinéfila" lo desvelo más tarde, je... Sigamos en busca del arca perdida, ejem, digo de las esculturas arenosas. Como podemos ver el día se presenta muy tranquilo climatológicamente hablando, de hecho Eolo debe haberse quedado dormido pues aún no se percibe su presencia. También el propio Don mar hoy nos obsequia con una piscina a su entrada...

- Sin embargo vemos las secuelas que ha dejado la lluvia en los alrededores. Estas "chinitas" no se encontraban en la última visita, lo cual no es buen presagio para nuestra pretensión...

- Hemos llegado al lugar exacto y los escalones de arena con los que nos vamos topando anticipan que las posibilidades de encontrar las esculturas son escasas, cuando no inexistentes...

- En efecto, snif, snif... ya no existen. La marea, la lluvia... el agua en definitiva se las llevo, snif, snif. Pero... ¡un momento!... ¿qué ven mis ojos?... ¡una escultura de la que no me percaté la vez anterior!

- Caramba Leve... hemos tenido suerte.

- Ya lo creo... debió ser la marea la que acabó con las que buscaba originalmente y esta se la librado porque la esculpió bastante más apartada de la orilla, casi en el otro extremo.

- ¿Podrías grabarla desde diferentes ángulos?

- Por supuesto...


- Es innegable el conocimiento del cuerpo humano que posee la artista. Se aprecian perfectamente las costillas del hombre. Asimismo queda dibujada con exactitud la columna vertebral...


- Me queda una duda bien es cierto... ¿se tratará de un musulmán que está rezando?... ¿en qué dirección quedará "La Meca"?...
.

- Leve, Leve... siempre con ganas de broma...

- Bueno, no me negarás que perfectamente podría ser un orador que implora y agradece a Alá. En fin... llegada a este punto revelaré el secreto de mi faceta Leve-Indiana. En realidad es mi sombrero de los domingos -aunque hoy es viernes, je- el que me otorga aspecto de aventurera en el mundo de las sombras...

.
- Y como quiera que ya he cumplido mi misión, aquí finaliza el reportaje pues voy al agua patos, ejem, digo sirenas... Vaya-vaya pero si vienen a recibirme mis hermanitos los pececillos... ¡qué bien-bien!... Devolvemos la conexión...
.

- Espera un momento Leve... Leve... Leve... ¿Sigues ahí?...

- Parece ser que hemos perdido la conexión definitivamente. También nosotros nos despedimos de los blogespectadores hasta una próxima edición. Mientras llega... hagánme un favor... sean felices, o como diría la reportera más dicharachera... sean alegres.


Nota de la dirección: a falta de cámara de vídeo... habrá que echarle imaginación, que además estamos en la patria idónea para ello, je-je.


.

jueves, 1 de octubre de 2009

¿Territorio yermo?

Un lugar donde la belleza es insultante pero juega al escondite...

Un lugar donde, si se presta atención, cuando se dispersa el espejismo aflora el animal salvaje que llevamos dentro... el niño y también el anciano que cada uno es...

Un lugar donde el día abrasa y la noche congela...

Un lugar, único en Europa, que se encuentra en mi ciudad. Hoy estuve en él: el desierto.
.
Quien cree que la aridez de su paisaje es estéril... no sabe que basta guardar silencio, cerrar los ojos, abrir el alma y... respirar toda su fertilidad, toda su serenidad...


.
(Gregory Colbert)
.
.
Hay tierras que están llenas de agua para el bienestar del cuerpo y tierras que están llenas de arena para el bienestar del alma.
(Proverbio tuareg)

.