lunes, 31 de agosto de 2009

Off - On

Temporada de apagar la televisión...


y de encender un libro...
.

.

domingo, 30 de agosto de 2009

¡Treinta grados a babor!

Hace apenas unos minutos bogaba en una blog-embarcación amiga y, en el puente de mando, le he comentado al capitán sobre una deliciosa escena de ese género tan amable para mí, seguramente porque crecí de su mano: el musical americano.
.
E inevitablemente el recordatorio ha cambiado el rumbo de mi levenavío esta noche. ¡Largando velas y soltando amarras pues!...
.




.
que es lo mismo que decir... "Levando anclas", o título de la encantadora película que naturalmente me ha dibujado una enorme...
.
que me ha permitido volver a descumplir -por dentro- taytantos años, y por ende ser peque... de mayor, je.

.

sábado, 29 de agosto de 2009

Sabiduría textil

O la camiseta que levevestía esta mañana y que certeramente nos recuerda que...
.

En efecto, la vida es simple. Somos los humanos quienes nos empeñamos -descomedidamente de manera habitual- en complicarla.

Y una instantánea que me han tomado en la “cala de dios”, en pleno recital...
.
Vaaaaaaaaaaaaale, sólo es mi alter ego por excelencia pero a fin de cuentas... ¿qué es sino un pedacito de mí? Vaya... después de todo el rubio no me sienta tan mal. Y la fotógrafa ha sido la que nunca me abandona: mi sombra ;-P
.
Finalmente, de regreso a casa, ha sonado, y sonado, y sonado... un vals francés que resulta ser un poquito levedebilidad (tengo unas cuantas que irán surgiendo), por aquello de que j’aime la “chanson”. Tonada que últimamente no paro de canturrear -de hecho la entonaba cuando Doña sombra ha hecho la fotografía- al par de sus intérpretes, posiblemente porque como ellos gusto un tanto del... tarareo. Patrick Bruel y Francis Cabrel, predilectos también. Voilà!...


tara-ra-raaaaa, ra-ra-raaaaa, ra-ra-ra, ta-ra-ra-ra-ra-raaaaa...

.

viernes, 28 de agosto de 2009

Fórmula magistral

Se busca antihistamínico eficaz contra la cobardía ajena...
.
.
¡tengo imán para ella! Y cuando aparece me da la tos alérgica... ¡coj, coj, coj...! y me sale un sarpullido que casi me levanta la piel... del alma.
.

jueves, 27 de agosto de 2009

Fifty-fifty

Existe la verdad...
.

Existe la mentira...


Y existe ...
.

la .vermen. .Mitad y mitad.

.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Contradicción

En el fondo...
.

soy muy superficial.
.

martes, 25 de agosto de 2009

LeveSherlokHolmes

Esta noche intentaremos desvelar uno de los grandes misterios de la humanidad: ¿qué contiene el bolso de una mujer?

Veamos qué oculta el que Leve llevaba hoy, pero que ella no lo sepa pues lo consideraría puro cotilleo –algo que detesta- además de un atentado contra su intimidad, y no aquello que realmente es: una minuciosa investigación detectivesca con afán antropológico...
.

A tenor de la primera prueba se observa que la usuaria gusta de “customizar” los objetos. En este caso añadiendo una florecilla de fieltro. Aventurémonos siguiendo el orden de los distintos compartimentos...
.

Inicialmente nos topamos con una libreta, primaveral ella, y un bolígrafo, repleto de latidos él...
.

Pero... ¿qué escribirá en su interior?...
.

El misterio de por qué lleva a Neruda en la primera página es asunto para resolver en otra investigación. Abramos la siguiente cremallera...
.
¡Alarma, alarma...!, se ruega al respetable que aumente la distancia de seguridad. Del contenido dedicado a la higiene hay una prueba irrefutable de que Leve es ... ¡serotoninérgica! Y por si fuera poco... ¡se encuentra en ese trágico momento mensual en que se produce la disregulación anómala que le ocasiona gravísimos trastornos de la terquedad e inoportunidad!...
.
.
Pasemos a otro sector...
.

Tarjetero, permiso de conducir, llaves de Salvatore y de su domicilio... nada significativo.
.
Su ¡supermegamonedero-billetera!, que engaña a priori pues uno de sus laterales es "jirafil". Es decir... extenso como el cuello de tan hermoso animal si se procede a desplegarlo. Le acompaña el móvil más inmóvil del que jamás tuve noticias. Y es que se dice, se comenta, se rumorea... que Leve pasa días -seguidos de más días- en que no lo enciende siquiera; unas veces por despiste, otras por voluntad propia. En esta imagen aparece "vestido", por tanto no aparece en realidad...
.


A la vista quedan sus formas, tan sencillas como su contenido. Sospecho que no deseaba que llevase cámara, ni mp3, ni modernuras varias. Lo más corriente y moliente... ¡Y lo más chiquito!



El aire acondicionado manual. Imprescindible en estas latitudes.
.

Lunático detalle del aire acondicionado, que demuestra que Leve tiene estrella o está estrellada. Miren que aunque pueda parecer lo mismo no lo es, no, no, no...

Gafas de sol, pañito que confirma que no parece soportar ni una minúscula mancha en los cristales y funda, repujada con más lunas, estrellas e incluso un sol... Sospechoso, galácticamente sospechoso...

Se acabó el contenido del continente mostrado. Tras mis pesquisas en este caso se deducen tres cuestiones:

Primera.- Por lo “compacto” de las pruebas, Leve es de las que abandera aquello que escribió Gibrán: “Es en el rocío de las pequeñas cosas, donde el corazón encuentra su alborada y se refresca”.

Segunda.- Que prefiere ir... "ligerita de equipaje".

Tercera.- Nada que ver con el bolso de Mary Poppins por más supercalifragilisticoespialidoso que pudiera parecer a priori.

¡Sssssshhhhhhhhhh, silencio!... la investigada se aproxima. Si me descubre hurgando en sus leveinteriores... ¿me aniquilará considerando que se encuentra en "esos días" periódicos en los que su personalidad se perturba severamente porque sus hormonas juegan al pin-pon?

Elemental... querido Watson.

.

lunes, 24 de agosto de 2009

Esperando al esperanto

El maestro propuso un enigma:

"¿Qué es lo que el artista y el músico tienen en común con el místico?".

Todos se dieron por vencidos.

"La certeza de que el lenguaje más sutil no es el que articulan los labios", dijo el maestro.
.
(Anthony De Mello)



.

domingo, 23 de agosto de 2009

Posibilidades

Sólo las crean...

.
los que creen.

.

sábado, 22 de agosto de 2009

Levedesayuno

Los grumitos de Cola Cao... ¡en bebida de soja!, .pues la leche como que no, no, no...
.

¡Mmmmmmmm!... uno de esos placeres que hace que la vida valga la pena.

Y como quiera que en cuanto acabe de levemineralizarme y superlevevitaminarme me calzaré las "Salomon" para convertirme en "caminante no hay camino se hace camino al andar"... mientras escucho un estupendo blues, acompaño al batido chocolateado con nueces, fruta y galletas, pa’ tener energía extra...

video

.
Bon jour!
.

viernes, 21 de agosto de 2009

Vértigo

Empiezan a darme miedo las alturas...


Creo que abandonaré el trapecio.
Definitivamente.
.

jueves, 20 de agosto de 2009

Novilunio

Hay una tribu en la región ártica de Norteamérica cuyos miembros creen que tooooooodas las criaturas y cosas que hay en la tierra tienen un alma con la forma del cuerpo que la contiene, en miniatura. De modo que el ciervo tiene dentro un ciervo pequeñito y el hombre alberga a un hombre chiquito.
.
Cuando muere el ser grande, esa forma diminuta sigue viviendo. Puede deslizarse al interior de algo que nace en las proximidades, o ir a un lugar de descanso temporal en el cielo, en el vientre de un gran espíritu femenino, donde espera hasta que la Luna de nuevo la envíe a la tierra.

Dicen que, a veces, la Luna está tan ocupada con las nuevas almas del mundo que desaparece del cielo. Por eso tenemos noches sin Luna. Pero al final la Luna regresa siempre... como regresamos todos.

Eso es lo que creen.

(Leveadaptación de cuento extraído de "Martes con mi viejo profesor", Mitch Albom.)



Y esta noche la Luna ejerce, una vez más, de comadrona. Eso... o que juega al escondite.
.
.

martes, 18 de agosto de 2009

"Dar a luz"

Un problema es el embarazo...


de una solución.

.

lunes, 17 de agosto de 2009

Proposición... indecente

Con motivo de las fiestas en honor de la Virgen del Mar, patrona de esta tierra, mis profes de danza me han propuesto que participe en la cabalgata vestida de od-ali-sca G-ali-ana. ¡Glubs... ni en un millón de años lo hubiera imaginado! No sé, no sé... una cosa es subirse al escenario de un teatro pa’ bailar, pero a una carroza que desfile por la city... a bote pronto me resulta poco... leve. Claro que podría ser diver-diver lanzar serpentinas y confeti al personal...

¡y caramelos!... que a su vez se suelen convertir en verdaderos proyectiles aunque en realidad el evento se llame “Batalla de flores”.

Vaaaaaaale, no es una proposición indecente pero cuando menos curiosa sobre todo considerando que tengo taytantos años. Ya lo dice un refrán... ¡nunca es tarde! No obstante creo que lo consultaré con la sabia por excelencia y sus decisorios pétalos... me subo a la carroza, no me subo a la carroza, me subo a la carroza, no me subo a la carroza, me subo, no me subo....


.

domingo, 16 de agosto de 2009

Igualdad diversa

Así como es el blanco es el negro, y el amarillo, y el rojo...
Así como es el hombre es la mujer...
Así como es el capacitado es el discapacitado...
Así como es el joven es el anciano...
.

.
Así como es aquel de allá, eres tú y soy yo... pero hasta cierto punto pues todos iguales... a la par que diferentes. O dicho de otro modo: idéntica esencia... distinta forma de envolverla y manifestarla.

.

sábado, 15 de agosto de 2009

Una noche en la ópera

Pero no con los "Hermanos Marx"...

video

"TOSCA" - "E lucevan le stelle" - Puccini
.
sino con una de mis arias favoritas.
.
.

viernes, 14 de agosto de 2009

¿Una loca que cree que está cuerda?

¿O es al revés?

Esta mañana, mientras esperaba a que Rafa preparara el té, me ensimismé en el poso que me dejó lo que escribí anoche sobre la venganza. Cuando lo llevó a la mesa y cogí el sobre de azúcar... ¡sorpresa!...

"La diferencia entre lo que hacemos y somos capaces de hacer, resolvería la mayoría de los problemas del mundo."

(Mahatma Gandhi)

Y lo que "NO somos capaces de hacer"... en lo que a mí concierne y que da lugar a las siguientes líneas.

Se suponía que no le quedaban "azucarillos sabios" peeerooo, una de cinco...

- O... es un mensaje directo del Señor Gandhi, a quien tan presente tuve en mi disyuntiva sobre llevar a cabo o no la vengativa venganza, con lo cual estaríamos hablando de un potencial contasssto con el más allá... ¡uuuuuhhhh qué miedo me da ultratumba! Buscaré a Tangina Barrons, uséase, a la profesionalísima clarividente tal como demostró en la saga de “Poltergeits”, para que me confirme o desmienta la sospecha.

- O... es una casualidad fruto de la causalidad, que gusto en llamar por lo general: azar causal.

- O... lo contrario, si es que el “significado” del azucarillo trasciende de una simple probabilidad, es decir, una conexión acausal que Jung acuñó en el término “Sincronicidad”. Contaba el sicólogo una anécdota para ilustrar su teoría al respecto:


”Una joven paciente soñó, en un momento decisivo de su tratamiento, que le regalaban un escarabajo de oro. Mientras ella me contaba el sueño yo estaba sentado de espaldas a la ventana cerrada. De repente, oí detrás de mí un ruido como si algo golpeara suavemente la ventana. Me di media vuelta y vi fuera un insecto volador que chocaba contra la ventana. Abrí la ventana y lo cacé al vuelo. Era la analogía más próxima a un escarabajo de oro que pueda darse en nuestras latitudes, a saber, un escarabeido (crisomélido), la Cetonia aurata, la «cetonia común», que al parecer, en contra de sus costumbres habituales, se vio en la necesidad de entrar en una habitación oscura precisamente en ese momento. Tengo que decir que no me había ocurrido nada semejante ni antes ni después de aquello, y que el sueño de aquella paciente sigue siendo un caso único en mi experiencia”.

- O... es una corriente y moliente coincidente coincidencia.

- O... estoy como un cencerro, al igual que el protagonista del corto que, por gentileza de Yamil (¡gracias!), completará esta entrada ...



.

Por suerte yo no estoy nerviosa. Muy terriblemente nerviosa. Pero... ¿por qué diríais que estoy loca?

.

jueves, 13 de agosto de 2009

¿Levevictoria o levefracaso?... that is the question

Desconozco si existirá justicia “divina”. En la “humana” no creo de manera generalizada, aunque hay excepciones de esas que no hacen “mucho ruido” y el poema “Los justos” de Borges refiere perfectamente. Al hilo comento que nunca he podido vengarme. A ver matizo... vengarse no es, por ejemplo, lo que el otro día me ocurrió: que conducía esperando a que un semáforo me diera paso y que -¡vaya pol dio’!- se me caló Salvatore en un par de ocasiones cuando el tipo de atrás comenzó a pitar cual poseso antes de que se pusiera en verde que le quiero verde, verde viento, verdes ramas... Claro... ¡mujer al volante tenía que ser!... eeehhhgggqueeee, eehhgggque... las féminas debiéramos seguir anclás’ a los fogones, ¡ains!

Se me pasó también por la mente apagar el contacto, echar el freno de mano, con toda la calma del mundo mundial salir del coche y situándome frente a la puerta del susodicho dedicarle una gran sonrisa a la par que le lanzaba una pregunta: “¿no le parece que hace un día espléndido?”. Pero finalmente opté por la modalidad “parada brusca e inesperada –sobre todo para la impaciente paciencia de los de atrás- del motor del vehículo”, sin añadiduras; tampoco se trataba de tentar a la suerte en exceso. Eso, repito, no es venganza ni provocación. Es... una leccioncilla pues que se me azogue si hago las cosas mal lo tolero, lo comprendo, e incluso lo asumo dependiendo de los modos de la otra parte. Pero que se me intente agobiar por hacerlas bien... ¡va a ser que nooooo...!

Venganza es... tú me has hecho daño, yo te lo devuelvo. Es decir... ojo por ojo, diente por diente; a ser posible multiplicado. De paso el mundo, como decía Gandhi, acabará ciego. Y mellado, que añade Leve. Como apunté unas líneas más arriba, que recuerde, no me he vengado jamás... aunque se me han dado bastantes motivos para que, de haberlo hecho, quedase plenamente “justificado” y comprendido por el groso de la población.

Pero... ayer se me puso en bandeja vengarme del último “Vilus Mentiralococo sinescrupulosae algunis” que me atacó, el cual se encuentra en horas bajas víctima de sí mismo por su auténtico modo de ser-estar en el mundo y, sobre todo, por como es-está con los demás; particularmente con aquellos a los que dice querer. Es probable que sin demasiado esfuerzo en este momento consiguiera hacerle daño, tal vez en grado considerable o no tanto pero hacérselo al fin y al cabo. Sin embargo... si bien una porción notable de mí por primera vez deseaba entregarse a esa tarea... ansiaba verdaderamente pagar con similar moneda... herir en resumidas cuentas... una voz cargada de serenidad que parecía no pertenecerme pero estaba en mi interior decía con claridad: “No intervengas... no hagas nada... todo se transforma... No te corresponde... el universo, en su aparente caos, hace y deshace lo que se ha de hacer y deshacer... Tarde o temprano, de una u otra forma, la vida siempre coloca en un punto donde se ha de enfrentar y trabajar lo que hay de oscuro, y entonces ese instante puede ser el peor o el mejor de la existencia porque enfrenta a la realidad de lo que se es, sin velos, sin posibilidad de escapatoria, aunque sólo sea durante unos segundos...”

Una de las “rarezas” que se me atribuye reside precisamente en que no doy la respuesta usual ante determinadas cuestiones que, en principio, provocan dejarse llevar impulsivamente por las... digamos “emociones negativas”. Vamos, que he escuchado en más de una ocasión: “tus reacciones son antagónicas a las que habitualmente se dan en tales situaciones”. Y confieso que a veces me molesta no ser más visceral porque lo mío ha sido “auto-reeducación”. Tampoco es que me arrepienta de lo que entiendo en principio es un avance, ni que antaño fuera un caballo salvaje pero... me comportaba más “normalmente”, algo que echo de menos de cuando en cuando. De ahí que haya contratado los servicios de una experta femme fatale, je, a ver si consigo algún progreso... (¿o sería retroceso?).

Pero de momento he de aceptarlo: al menos hasta fecha corriente, mi “Pepita grillo” es más poderosa que yo. Ella es quien tiene la última palabra, que va a misa, al Congreso... o a donde sea menester. Por eso ayer estaba furiosa... porque en un hombro estaba la leve-ángel, en el otro la leve-demonia y el fragor de su batalla me resonaba en cada poro (¡con lo que detesto el ruido!)... Porque quería comportarme de un modo escandalosamente humano, que a fin de cuentas esa es a la especie a que pertenezco, aunque a veces se sospeche de una supuesta “extraterraqueidad” (¡menudo palabro me acabo de inventar!)... Porque no soy capaz de llevar a cabo una venganza que además en frío, según rumorología, resultaría más placentera. La verdad... no sé si felicitarme o darme el pésame. O... agenciarme un matamoscas y la próxima vez liquidar de un golpe certero a la insecto pesaíta de turno.
.
Y que sigo furiosa. Aunque ya sólo un poquito, no más.
.

Pd. Y por cortesía de una visitante que ya no desea ser anónima, disfrutemos de un mágico-potágico maravilloso cielo parcialmente nublado...

(Pixar - "Partly cloudy")

¡Gracias Marie!

.

miércoles, 12 de agosto de 2009

Dualidad

Toda sirena lleva dentro un fiero Poseidón. O repetimos ¡aaaarrrrgggg!, pero con ineludible inversión...

.

...
a

aa

aaa

saaa

osaaa

uiosaaa

ruiosaaa

furiosaaa

y furiosaaa

oy furiosaaa

toy furiosaaa

stoy furiosaaa

Estoy furiosaaa

¡ Estoy furiosaaa !

¡¡ Estoy furiosaaa !!

¡¡¡ Estoy furiosaaaa !!!

.


¡¡¡ ESTOY FURIOSA !!!



En consecuencia hoy no digo palabras... las escupo. Por tanto... que el altísimo -si lo hubiera o hubiese- pille confesao’ a quien se cruce conmigo en las próximas horas y no lleve buenas intenciones. Amén. O lo que es lo mismo... pediré a gritos como la reina del cuento de este país... que le coooorrrrrrrrrrteeeeeeeeennnnnnnnn la cabeza. Y hasta puede que me erija yo como verdugo. Re-amén ... y a esperar que escampe.
.


Pd. Y ni azúcar puedo añadir. Bueno, en realidad sí pero...



ya impresa con el nombre de la cafetería. Amos... no hay color.... Snif, snif, todo tiene un final. Al menos Rafa es, además de majo, de lo más educado...



Idem digo a quien pasee por este territorio.


.

martes, 11 de agosto de 2009

Extremos

-40º C en Montreal...


.
(Mis oídos opinan que este grupo recuerda, en determinados momentos, el rock sinfónico de la Electric Light Orchestra, más conocida como E.L.O. Y mis ojos comentan que es un vídeo encantador e idóneo para esta patria).

.
+ 40º C en Almerialópolis, con el añadido de una humedad del copón. ¿Consecuencia? Hoy el aire hervía... hoy, el calor me ha deshidratado las palabras...
.


E inevitablemente... ha evaporado lo que pretendían contar.


Pero como en el país de las maravillas todo es posible deseo la compensanción perfecta...

video

(Margarita Drobiazko y Povilas Vanagas)

que al ser a ritmo del "doble piano" de Michael Nyman... ¡mmmmmmmmmmm!, aún refresca más.

.

Pd. Azúcar, también "extrema" ella...

"Cuando te inunde una enorme alegría, no prometas nada a nadie. Cuando te domine un gran enojo, no contestes ninguna carta"

(Proverbio chino)

"Cuando apuntas con el dedo, recuerda que tres dedos te señalan a ti".

(Proverbio inglés)

.

lunes, 10 de agosto de 2009

Máscaras

La personalidad aflora...
.

cuando el personaje se retrae.
Siempre.
.

domingo, 9 de agosto de 2009

¡Abracadabraaaaaa...!

Sí, hay gente... hay magos...

video

y hay conejos. ¡Blancos por supuesto!... que para eso estamos en el país que estamos. Aunque llegue tarde, tarde, tarde...

.

sábado, 8 de agosto de 2009

Magia potagia

Hay gente que nace con magia.
Hay gente que mata la magia.
Hay gente que cultiva la magia.
Hay gente que arranca la magia.
Hay gente que defiende la magia.
Hay gente que pisa la magia.
Hay gente que purifica la magia.
Hay gente que prostituye la magia.
Hay gente que ofrece la magia.
Hay gente que roba la magia.
Hay gente que tiene fe en la magia.
Hay gente que duda de la magia.
Hay gente que condena la magia.
Hay gente que salva la magia.
Hay gente que ama la magia.
Hay gente que desprecia la magia.
Hay gente que sólo quiere la magia.
Hay gente que nada desea de la magia.
Hay gente que vive con magia.
Hay gente que muere con magia.
Hay gente...


.
¿Y tú... de quién... de qué eres?
.

viernes, 7 de agosto de 2009

Titilando sin tiritar...

"Bajo una pequeña estrella"

Que me disculpe la coincidencia por llamarla necesidad.
Que me disculpe la necesidad, si a pesar de ello me equivoco.
Que no se enoje la felicidad por considerarla mía.
Que me olviden los muertos que apenas si brillan en la memoria.
Que me disculpe el tiempo por el mucho mundo pasado
por alto a cada segundo.
Que me disculpe mi viejo amor por considerar al nuevo
el primero.
Perdonadme, guerras lejanas, por traer flores a casa.
Perdonadme, heridas abiertas, por pincharme en el dedo.
Que me disculpen los que claman desde el abismo el disco
de un minué.
Que me disculpe la gente en las estaciones por el sueño
a las cinco de la mañana.
Perdóname, esperanza acosada, por reírme a veces.
Perdonadme, desiertos, por no correr con una cuchara de agua.
Y tú, gavilán, hace años el mismo, en esta misma jaula,
inmóvil mirando fijamente el mismo punto siempre,
absuélveme, aunque fueras un ave disecada.
Que me disculpe el árbol talado por las cuatro patas de la mesa.
Que me disculpen las grandes preguntas por las pequeñas
respuestas.
Verdad, no me prestes demasiada atención.
Solemnidad, sé magnánima conmigo.
Soporta, misterio de la existencia, que arranque hilos de tu cola.
No me acuses, alma, de poseerte pocas veces.
Que me perdone todo por no poder estar en todas partes.
Que me perdonen todos por no saber ser cada uno de ellos,
cada una de ellas.
Sé que mientras viva nada me justifica
porque yo misma me lo impido.
Habla, no me tomes a mal que tome prestadas palabras patéticas
y que me esfuerce después para que parezcan ligeras.

(Wislawa Szymborska)
.

Pd. El toque dulce diario...


"Cuando yo tenía catorce años, mi padre era tan ignorante que no podía soportarle. Pero cuando cumplí los veintiuno, me parecía increíble lo mucho que mi padre había aprendido en siete años".

(Mark Twain 1835-1910)

.

jueves, 6 de agosto de 2009

Incomprensible

"16.000 niños mueren cada día de hambre y una de cada seis personas la padece” reza el titular de un artículo que tiene unos meses ya (FAO), pero cuya temática sigue vigente pues no... “caduca” (¡ojalá se acabase lo que lo motivó!). Indiscutiblemente la cifra es terrible, pero el que fallezca un solo ser humano por tal causa lo considero ídem. Más aún cuando hay excedentes alimentarios que se destruyen... ¿por no haberles podido sacar beneficio económico? (aquí convendría soltar el comentario que popularizó Trillo en el Congreso cuando creyó que hablaba a micrófono cerrado; con mayor exclamación si cabe). Claro que, llegada a este punto y a tenor de como se vende la idea, me sobrevuela el “alimento transgénico” como ¿probable semisolución?... Y no sé qué da más miedo si la tirita o la herida, bien por la manipulación genética en sí o por las patentes que se generen ya que una de las consecuencias sería... ¿el negocio del siglo, o siglos tal vez? Por otra parte resolver el problema, entiendo yo, no pasa por dar el pescado sino la caña para que se pesque. Y en primer lugar... ¡por dejar de “expoliar”!

La última vez que supe de la población total del mundo el número alcanzaba los 6.000 millones. Según datos, los hambrientos han aumentado a casi 1.000 millones. No quiero ni hacer el cálculo del porcentaje exacto que corresponde por evitarme un patatús. Pero, aunque sólo fuera por egoísmo, el mundo pudiente debiera espabilar e intentar solventar de manera prioritaria el problemón; que lo es, no exclusivamente para los que no tienen qué llevarse a la boca. Porque nosotros que tan cómodos, confortables y abastecidos estamos en nuestro “primer mundo” -incluso al margen de las dificultades individuales y colectivas que ha creado la crisis, pues aún padeciéndola hay comida para todos-, no nos damos cuenta del alcance de la situación y las repercusiones que puede tener sobre nuestros “reinos”, tal como se cita en el artículo: “El máximo responsable de la FAO subrayó que la seguridad alimentaria es una ‘condición primordial para la paz y la seguridad en el mundo’ y alertó sobre el aumento desmedido de la población que sufre hambre y desnutrición”.
.
¿Y no queremos que vengan, día sí y día también, pateras y hasta balsitas hinchables de juguete? Lo que no sé es como aún no han “explotado”. Bueno sí... no tienen “poder” porque no disponen de medios. El pez grande siempre se come al chico. Aunque si la unión hace la fuerza... Entre la desigualdad existente, que no deja de crecer, y que cierto número de aspirantes a “sultanes” quiere recuperar “califatos” de antaño –empezando al parecer por la reconstrucción de Al-Andalus-... ¡que dios nos pille confesaos’!

De uno u otro modo todos tenemos cierto grado de responsabilidad (¿efecto mariposa?). Sin embargo es la clase política... las administraciones públicas quienes, sobre todo, han de ponerse las pilas y actuar. ¿Cómo?... no tengo la menor idea, de hecho posiblemente soy bastante ignorante en esta materia y otras tantas. Sólo sé que mi radio de acción se reduce al entorno más inmediato; ese al que se pueden añadir granitos de arena y a veces ni eso.

Realmente cuesta trabajo comprender que a diario aumente el número de hambrientos en el planeta. Que la mayor parte de riqueza mundial lejos de distribuirse equitativamente se vaya concentrando más y más en las arcas de un grupo menor. Es decir... los ricos cada vez son más ricos, los pobres cada vez más pobres.

Conclusión: la economía tiene cogida la sartén por el mango y el dinero es más importante que la gente, lo que es infinitamente triste. Por si fuera poco... el capitalismo ha fracasado y, aún cuando muchos expertos aseguran que hay que buscar otro camino basado en un modelo que incentive la justicia social, persiste el empeño por “parchearlo” y mantenerlo a cualquier precio. Aunque quizás, de momento, sea lo único que se puede hacer para no empeorar más el “desmoronamiento del sistema”. No sé, no sé... un asunto –y lo que le rodea... y a lo que da lugar- verdaderamente espinoso y abigarrado.

Dicho lo cual... ¡Leve for president!... ¡Que nooooo, que ni en un millón de años! Solté la chorrada por aligerar un poco, que pesa mucho la hambruna.Tal vez porque con el estómago lleno... ciertas digestiones se me hacen muy pesadas.


"Los pobres son las personas bonsái. La sociedad no les ha permitido el suelo auténtico. Si les permites el suelo legítimo, oportunidades reales, crecerán tan alto como todos los demás." (Muhammad Yunus).

.

miércoles, 5 de agosto de 2009

La colina de mi vida

Aproximadamente a los veinte años comencé a seguir una leveteoría sobre los “cumplevida”. A partir del día siguiente de la cifra en cuestión que alcanzase la jornada anterior, si se me preguntaba cuál era mi edad respondía que me dirigía hacia la del año siguiente, ya que considero que lo que sucede es que se inicia uno nuevo y que lo que en realidad se celebra es el fin de ese año vivido. ¡Uy, uy... lío-lío que yo sí he sidooooo! O sea, si un 4 de agosto cumplí 30 años, el cinco ya sentía-decía que iba camino de los 31.

De eso hace ya... taitantos y me he escuchado en numerosas ocasiones: “voy hacia”, “estoy metida en los...” y expresiones similares con las que según la mayoría de mortales me adelantaba un año. O me ponía uno más, con lo que obviamente no estoy de acuerdo a tenor de lo explicado.
.
Excepto cuando llegué a un número concreto que sí he dicho y redicho. Tal vez porque siento que esa cifra marcaba la potencial mitad de mi existir. O quizás porque es redonda... y madura. No sé la razón concreta, sólo sé que me gustaba decir que esos eran mis años. Pero su tiempo ya acabó así que... adiós queridos...
.


Y claro, siguiendo la lógica secuencia, estos fueron los que soplé ayer...


Ejem, ejem... bromita de una de mis sisters, que iba cámara en ristre, pero que queda idónea en el mundo al revés por excelencia; uséase, el país de las maravillas. En realidad fueron estos...


Y como quiera que no somos de “tarta” solemos colocar las velas donde pillamos: magdalenas, donuts... ayer tocó mousse helado. ¡No había otra cosa!

Dicho lo cual lo lamento por los 41, que casi no han sido ya que recupero mi “tradicióncumplevida”. Con la confianza de que el camino no sea muy pedregoso, doy la bienvenida pues a esa colina que ya subo y me lleva hacia los 42...

video


Pd. Y hasta el azúcar parecía estar confabulando con el día en cuestión. Palabrita de la niña leve que tenía previsto recurrir a esta tonada antes de recibir la sorpresa dulce. Pa' que luego digan que no existe la magia potagia...
.

"Envejecer es como escalar una gran montaña: mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena.

(Ingmar Bergman)

.

lunes, 3 de agosto de 2009

Paradoja

Cada "adiós" es la lanzadera...


de futuros "hola".
Puerta abierta, si se prefiere.

.

Pd. Camarera... ¿me trae azúcar por favor?

"El más bello sentimiento que uno puede experimentar es sentir misterio. Esta es la fuente de todo arte verdadero, de toda verdadera ciencia. Aquel que nunca ha conocido esta emoción, que no posee el don de maravillarse ni encantarse... sus ojos están cerrados...
.
(Albert Einstein)

.

domingo, 2 de agosto de 2009

¿De qué penden los "depende"?

De un hilo, naturalmente...
.

.
O una cuerda, a escoger.

.

sábado, 1 de agosto de 2009

Ciudad alada

Después de una mañana de mucha actividad deportiva he llegado a casa, me he duchado, he comido y me he dicho: “Momento perfecto para ver una de esas tropecientas películas que tienes pendientes”. Pero a la vista de la hora que era, de lo relajada que me encontraba y de que, al igual que el resto de la semana, he supermadrugado me he redicho: “Es probable que te quedes un poquito-bastante ZzzzZZzzZzzzzZzzZZz, de manera que mejor ves, o medio ves, una de esas que pongan en televisión; a unas malas... te sirve de nana.

La he encendido y me he topado con “City of angels”. Los ángeles siempre me han gustado porque son seres mágicos. ¿Realmente existirán?... Algunos dicen que cada uno tenemos un ángel de la guarda que vela por nuestro bienestar. Puede ser cierto y puede que no. No hay que pensar demasiado sobre si son o no son pues no hallaremos la respuesta. Tampoco sé si creo en ellos; sólo sé que me gustan, sean o no sean. Y de algo sí estoy segura: cada humano, sin excepción, lleva dentro un ángel... y un demonio, ya que todos somos potencialmente todo. Luego sí... existen los ángeles.

El argumento de la historia gira en torno a un ángel que se enamora de una doctora que se encuentra en crisis por haber perdido a un paciente en la mesa de operaciones. Seth se hace visible para ella e inician una peculiar relación que les va acercando extraña y profundamente. Uno de los trabajos del ángel consiste en esperar a los pies de los moribundos para ayudarles en su tránsito al otro lado. Es un curioso de la vida del mundo que se cuestiona insistentemente qué es el sabor, qué el dolor, qué el tacto, qué la calidez... Siempre que recoge a un viajero le hace la misma pregunta: “¿Qué es lo que más te gustaba de la vida?” ... y apunta las respuestas en un cuaderno.

Ella está bien con Jordan pero le falta algo. En realidad todo... le falta amor. Una escena en particular me ha resultado muy reveladora:

. Maggie.- Jordan... estemos cinco minutos sin hacer nada, sólo mirándonos.
. Jordan.- ¿Mirándonos?, no te entiendo.
. Maggie.- Sí... ¿por qué siempre tenemos que hacer algo?... Estemos, nada más.
. Jordan.- Como quieras...


Pero cuando busca en el interior de esas particulares ventanas que son los ojos, no descubre lo que encuentra en la mirada de aquel singular desconocido y rompe a reír. Apenas si han estado un minuto realizando el experimento.

Desde que ángel y doctora se encontraron por primera vez, Seth no oculta su naturaleza aunque al principio no se define con claridad. Finalmente Maggie descubre la verdad y se rebela contra ella golpeando con ira a Seth. Tiene dificultad para aceptar que no puede tocar, besar, acariciar... sentir físicamente a aquel a quién en un estado de profunda confusión cree amar. Su mundo de coherencia se derrumba y sólo él puede determinar el futuro. En sus etéreas manos está escoger entre convertirse en humano o continuar siendo un ser incorpóreo. Libre albedrío en lenguaje celestial, libertad de elección en el nuestro.

Con la ayuda que le brinda la sabia a la par que terrenal experiencia de otro delicioso ángel que se humanizó, logra acabar con sus dudas y se decide por “saltar al vacío”, que es el modo que tienen de convertirse en seres humanos. La busca, la encuentra y ese sentimiento se hace carne. A partir de ese momento una poderosa fuerza invisible les une. Una parte de Seth queda en Maggie, una parte de Maggie queda en Set... y aunque no estén juntos, siempre se sienten el uno en el otro.

Estaban predestinados, son felices y tienen toda una vida por delante para vivirla. Pero... ella sufre un accidente y el sueño que no ha hecho más que comenzar se acaba. Cuando está a punto de marcharse para siempre, tienen una última y breve conversación:

. Maggie.- Hiciste un viaje tan largo... lo siento...
. Seth.- ¡No, oh Dios, no Maggie!... acariciarte... sentirte... poder tomar tu mano ahora... ¿Sabes lo que significa eso para mí?...¿sabes cuánto te amo?...


Un ángel amigo de Seth le visita después de la pérdida. Ya no puede verle pero si sentir su presencia:

. Seth.- Sé que estás ahí. ¿Me ha castigado por abandonarle?
. Angel.- No Seth... es la vida. Hay un momento para vivir y otro para morir. Dime ... ¿cómo es la calidez, compensa el sacrificio?
- Seth.- Por tocar una sola vez su cabello, por una sola caricia suya, por un solo beso ... por una sola vez merece la pena.


La película finaliza con el protagonista adentrándose en el mar y dejándose arrastrar por olas de agua clara ... ¡¡¡ sintiendo la vida !!!

A mi juicio no tiene un guión maravilloso e incluso los actores no me han acabado de convencer, sobre todo Nicolas Cage a quien siempre veo la misma expresión de... “despistado”; que en este caso queda muy bien para el papel que interpreta. La protagonista femenina es Meg Ryan. En general me gusta esta mujer. Parece una cría y tiene un aire delicioso de inocencia en sus facciones y gestos.
.
Aún sin parecerme una gran película me siento muy bien después de haberla visto. Quizás porque hacía tiempo que no pensaba detenidamente en los ángeles y me ha servido de recordatorio. Influirá además que tiene un par de cosas magníficas: su excelente banda sonora y la estupenda fotografía. De hecho, una escena en concreto me ha parecido preciosa. La que viste el ritual cotidiano de esos etéreos seres cuando escuchan la música que ofrece el ocaso de sol en la playa: un tapiz de tonos fucsias, naranjas, violetas, ámbar ... que recibían a modo de alimento diario.

En definitiva... un remake muy “sui generis” de la maravillosa “El cielo sobre Berlín”. Sin ser una película de “las mías”, tiene su aquel de lo más encantador...

video

"Angel" - Sarah McLachlan.
B.S.O. "City of angels".
.