lunes, 30 de noviembre de 2009

¡ATENCION!

Antes de ayer prácticamente verano...
.
Ayer mitad verano, mitad invierno...
.
Hoy... invierno...
.


¡En Almerialópolis se sigue ofreciendo recompensa!...

a quien pueda ofrecer algún dato sobre su paradero.

.

domingo, 29 de noviembre de 2009

De levepuntillas...

Tumbada en la cama sobre mi lado derecho... despierta... mirando a la ventana con la persiana subida lo suficiente para que entre una luz que no abrume y Eolo, vestido de brisa, juegue con la constelación de la cortina...
.

Creo que ha venido a disculparse. Travieso se ha colado en la habitación para caminar de puntillas por la cordillera que forma el perfil de mi silueta, recorriéndome de pies a cabeza. ¡Me haces cosquillas!... además de un inesperado y refrescante regalo. Gracias amigo viento.

El sonido en estéreo... por la derecha el canto de los pajarillos del parque, por la izquierda... revolotea una mariposa con su escafandra puesta...



Levemente me recreo con las estrellas que viven y brillan en el universo de la cortina de mi habitación, haciendo horas extras en su jornada laboral... prendidas en la mañana y prendadas de ella, pues es un territorio que no les pertenece y raramente se les permite que lo frecuenten...

Quietud, quietud, quietud... Si creyera en la palabra “felicidad” diría qué feliz soy, sin aspavientos, sin signos de admiración... Simplemente limitándome a serlo... estando... con lo que toque estar... Respirándolo en un domingo tranquilo.

Eso... esto es lo que acabo de vivir... de sentir. Este es mi aquí y mi ahora.


.

viernes, 27 de noviembre de 2009

A corazón abierto

En la cafetería en la que desayuno entre semana, exclamo: ¡MALDICION, RAYOS Y CENTELLAS!... digo... ¡El TE A TEMPERATURA INFERNAL DIRECTO A LA PIERNA... AIIINNNSSS!

Ha de saber el respetable que no se trata de un accidente... ¡Y que yo soy inocente!... siendo el auténtico responsable ese que parece estar obsesionado conmigo: D. Amor.

Sucede que comencé a verter el contenido de la tetera (¡metálica!) en la taza, cuando una flauta Hameliana me hipnotizó guiando mi vista hacia la caja registradora. Junto a ella se encontraba el traidor, con una careta de gatita... ¿creyendo que engañará con ese aspecto a alguien?... Y, en ese estado de gradual pérdida de la voluntad en el que no era consciente de lo que estaba ocurriendo, mi mano quedó sin fuerza... muerta, hasta soltar lo que asía, uséase: la tetera, que también cayó en el muslo. ¡ZAS!... ¡AY!... ¡PATAPLOF!... (brinco cual saltamontes)... ¡CACHIS EN LOS MENGUES LERENDENGUES!

Rápidamente Loli, la mujer del propietario que también trabaja allí, llega con un spray y me asegura que me ayudará si me lo echo enseguida.

Directa al servicio y compruebo que ya hay un hermoso rosetón en el muslo muy próximo a la ingle. La piel levantá’ de inmediato, pero no en demasiada superficie... apenas 3 cm cuadrados (¡snif, snif... esto tiene pinta de que nada de piscina hasta que no se regenere snif, snif...). ¿Lo bueno?: podría haber sido peor.

Cuando salgo del servicio el estropicio ha sido destropiciado por Rafa y Loli, que son de un eficiente que pa’ qué. Con el pantalón chorreando, desayuno, equivocándome al coger el aceite para la tostada y echándole del frasco que lleva ajo. Oh my god... qué fuerte está esto! Me sientan como un demonio el té y la tostada... pero como no hay mal que por bien no venga... concluyo que si me topo con un vampiro (nunca se sabe con quien se cruzará una) le espantaré con sólo abrir la boca. Me tomo mi aliento como un Leve-superpoder-temporal, vaya.

Antes de salir de la cafetería busco al criminal pero ha escapado... ¡cobarde! ¿Me habrá dejado marcada para los restos?, me pregunto mientras camino.

Opto por ir a la farmacia que me pilla de paso, en vez de ir al Centro de Salud. El apaño que me he hecho es en realidad un ex-apaño pues los clínex se han convertido en una pasta que, a su vez, va decorando con lunares el pantalón a medida que se desprende en pedazos. Berta, la farmacéutica (más maja...), me ayuda con la cura. Pomadita antibiótica... gasas... esparadrapo (que en realidad no lo es propiamente) grande y moderno específico para quemaduras (tiene un nombre pero no sé cuál, je). Ella, que está ducha en estos “percances”, me dice que en una semana podré volver al agua patos. Digo sirenas.

De vuelta a casa, voy a coger las llaves para abrir la puerta y... ¡un polizón en mi bolso!...
.
.
O lo que es lo mismo: el criminal... ¡en mis manos! Ahora verás. Me vengaré, te voy a diseccionar, literalmente... ¡te voy a sacar las entrañas! Bisturí...
.

La mano que mece la cuna... digo la mano de LeveJackie la destripadora ejecutará un limpio corte, que no hay por qué hacer un remake de "Matanza en Texas". Veamos qué tiene dentro este desalmado...
.

¿Pero esto qué es?... ¿Esto qué é lo qué é?...
.

¿Un llaverito miau-miau... y una bolsa con lo que parecen unos caramelillos?... ¿Ya está?...
.

¿Y de este se dice que es el motor del mundo, que TODO lo alberga en su interior?... ¡Bah, tanto boato pa’ na’ de sustancia! Una cascarilla vacía, eso es lo que es en realidad...
.

En fin... esta gran decepción, el “atentado” y algunas que otras cositas, o cosazas más... han dado lugar a una jornada regida por -no podía ser de otro modo una vez que aparece- la ley de Murphy. O como suelo decir... una sucesión de catastróficas desdichas, je.

Afortunadamente Daniela está siempre cerca, como fiel amiga, recordándome cuando me falla la memoria (hoy mismamente) que volverán los....
.

Mañanita sin ir más lejos ya que ¡por suerte! apenas queda una hora para que finalice el día.

¡Ah!.. que no había presentado a Daniela, cierto. Es otra compañera de piso. De profesión modelo, aunque prefiere que la llamen “maniquí”. Ha desfilado para los mejores diseñadores en París, donde vivió su época dorada llegando a ser considerada una de las mejores top del momento. Musa de Valentino, ahí es nada. Pero un día se cansó de los flashes, la pasarela, el glamour, la superficialidad... y decidió tomar otro rumbo vital. Y miren ustedes que se topó conmigo por casualidad (¿o fue por causalidad?) y en consecuencia con mi pequeña-gran familia.

En principio su idea era pasar unos meses con nosotros, para vivir una experiencia distinta a las que estaba acostumbrada... y ya lleva años aquí. Claro, el roce hace el cariño, y el cariño los lazos, y los lazos... unen libremente, que no atan. O "domestican" que diría un zorro a un Principito ;-)

Y que busco abogado. ¡Voy a demandar a D. Amor por daños y perjuicios!

.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

25 de noviembre...

y 10 de diciembre, y 6 de enero, y 9 de febrero, y 18 de marzo, y 26 de abril, y 12 de mayo, y 22 de junio, y 1 de julio, y 4 de agosto, y 15 de septiembre, y 3 de ocubre, y de nuevo 25 de noviembre, y . t-o-d-o-s .. l-o-s .. d-í-a-s .. d-e .. t-o-d-o-s .. l-o-s .. m-e-s-e-s .. d-e ... t-o-d-o-s ... l-o-s .. a-ñ-o-s...
.

.

martes, 24 de noviembre de 2009

Erase una Doña y su árbol genealógico...

Esta tarde regresaba a casa caminando. Delante de mí iba una pareja. Sonó un teléfono y el hombre atendió la llamada, casi gritando... como si la otra parte padeciera –o padeciese- sordera:

  • (...)
  • Sí... pero es que ahora no te puedo atender, me pillas conduciendo.

Moviola:

  • Sí... pero es que ahora no te puedo atender, ME PILLAS CONDUCIENDO...


Sin ni siquiera saberlo, el hombre ha tenido doble fortuna. Primero... porque yo no soy una benemérita, más popularmente conocida como agente de la “Guardia siví”; de “Tráfico” claro.

Segundo... de haber sido ¡verdad de la verdadera! lo que dijo mientras hablaba vía teléfonica, me habría visto en la obligación de endosarle una multita de... hummmmm... ¿300 euretes? Bueno, ni el mínimo de los 91 pa’ él, ni el máximo pa’ mí. Se la dejaría en 150. Y por supuesto... habría procedido a la detracción de tres puntos del carné.

Eso pasa por hacer uso del teléfono móvil cuando se conduce un auto-móvil, je.

¿Y cómo me despediría de Don Sancionado?: "Buenas tardes tenga usté' caballero. A propósito... tal vez convendría que fuese al otorrinolaringólogo... parece que la nariz le está creciendo un poco".

¿Y cómo me despido del respetable? Confesando que... no me gusta ni pizca la protagonista del árbol genealógico del vídeo. Tampoco su marido, ni su suegra, ni su suegro, ni sus amigos, ni su tío lejano, ni su hermana, ni la amiga extranjera que llegó a nado... ¡ni su prole!

.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Más zapatos... pero no Leves

Una vez más Doña Coti anula mi intención inicial que consistía en cantar contando (o contar cantando) los levesentires que me han poblado el fin de semana. Pero, como de costumbre, ella manda... y yo obedezco. ¡Cualquiera se rebela... a quien tanto revela!

Ayer hablaba de zapatos y hoy, ¿casualmente?, la Doña ha hecho que reciba un correo...


SHOES FOR AFRICA

La marca de productos para el cuidado del calzado "Kiwi", ha lanzado la campaña "Shoe aid for Africa". De esta manera se pretende emular lo que se consiguió con la campaña de 2006 cuando se ayudó a distribuir 100.000 pares de zapatos entre gente necesitada de África. En cooperación con "Humana" y el futbolista camerunés, Samuel Eto, "Kiwi" intenta repetir, o incluso mejorar, esa exitosa campaña en el año 2009.

En algunas áreas de África, los zapatos no son un artículo fácil de conseguir para todo el mundo, incluso para algunos es un auténtico producto de lujo. El hecho de no tener un buen par de zapatos puede excluir a los adultos de conseguir un trabajo o evitar que los niños vayan a la escuela. Para muchos africanos, los zapatos están entre sus posesiones más valiosas y ponen un esfuerzo enorme en cuidar de ellos.

Las cajas estarán en los supermercados ("Hipercor" y "El Corte Inglés") durante aproximadamente un mes, dando tiempo para que los consumidores depositen allí sus zapatos. Cada semana "Humana" recogerá todos los zapatos de estas cajas y las llevará a sus almacenes. Se pueden entregar zapatos y botas de adulto y niño, zapatos prácticos, usados pero en buen estado. No se aceptan ni zapatos de tacón ni botas de nieve. Y todos los zapatos que se entreguen deben estar limpios de suciedad gruesa o barro, llevar cordones en caso de zapatos con cordones y no tener ningún desperfecto importante.

Durante el mes de noviembre y de diciembre, todos los pares de zapatos recogidos serán clasificados y limpiados en los almacenes de "Humana", puestos en bolsas individuales y enviados a África. Este proceso es crucial para asegurarse que los zapatos entregados están en buenas condiciones y que serán utilizables para la gente africana. De diciembre de 2009 hasta abril de 2010, todos los zapatos serán distribuidos en zonas rurales de varios países africanos. Estas áreas han sido seleccionadas por "Humana" y "Kiwi" y todo el proceso de distribución de los zapatos será manejado enteramente por equipos combinados de "Humana" y "Kiwi" para asegurarse de que los zapatos llegan directamente a la gente que más los necesita. Los países africanos donde serán entregados los zapatos son: Camerún, Kenia, Malawi, Mozambique y Sudáfrica.


Naturalmente, habiendo leído lo leído y visto lo visto...
.

que por otra parte ya es sabido, no queda otra que levedifundirlo; incluso aquí.

.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Levedilema

Creía que lo adecuado era aprender inicialmente a desplazarme en plano de la mano de D. Tango y una vez supiera algunos pasos, subirme a las alzas. Pero no. Me recomiendan los expertos que cuanto antes me calce los tacones... mejor que mejor. Bien pensado tienen razón. Aunque, por más elegantes que sean, cuando no se está acostumbrada a caminar con ellos se convierten poco menos que en una tortura. ¡No digamos lo que ha de ser bailar! Y heme aquí, intentando decidir entre lo disponible en la levezapatería. Sólo hay dos pares que sirvan para el asunto, apenas estrenados en eventos tipo BBC. O sea: bodas, bautizos y comuniones. Con lo cual... muy domados no están... ¡ains!
.
¿Me pongo los verdes que les quiero verdes...?
.
.
¿O los negros azabache...?
.
.
Como son de la misma altura... ¿uno verde en un pie, uno negro en el otro...?
.
.
¡Buffff!, no sé por qué par decidirme. Recurro pues a Doña Sabia por excelencia, que es la que me ayuda con las disyuntivas cuando no puedo-quiero pensar...
.
.
El último pétalo ha elegido los negros. Confiemos en que sea la mejor apuesta. Lo malo es que regresaré a casa con dolor de pies segurito... (¡una hora y media danzando entaconá’!). Lo bueno... ¡volveré a ser una gran tipa!

Ale... voy a practicar un poco con la pieza estrella de la jornada, que en esta versión es, es, es... es como tiene que ser un tango: puritita pasión...

.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Erase un azul... muy azul

Al leerlo... primero casi me ahogo con un sorbo del té que bebía. Seguidamente pensé que se trataba de una broma...

.
Pero no. Era algo muy serio. Entonces quise ponerle un nombre pues me parecía que tamaña... tamaña, no podía quedarse con el calificativo mondo y lirondo de esquela. ¿Una muestra de lealtad acérrima?... ¿Un... ¡ARRIBA ESPAÑA!?... ¿Un... "Cara al sooolll con la camisaaaa pueeeesstaaaa..."?... Finalmente desistí por aquello de que en boca cerrada no entran moscas y porque ya le doy bastante a la sin hueso vía tactil en este lugar (¿darle vía tactil a la sin hueso?... ¡qué cosas más extrañas digo!).
.
De una cosa estoy segura. Aunque es probable que el/la/los/las escribiente/s opinen que aquel tiempo pasado fue mejor, algo han de agradecer al presente de indicativo tal cual es: pueden publicar algo así sin que les cooooorrrrteeeeeeeennnnn la cabeza por la sola intención; considerando que en el poder están... los rojos.

Y que... ¡madre del amor hermoso!... muertica me quedé cuando me topé ayer con esta "efeméride" en un periódico local.


Pd. "Eso"... reproducido, porque seguramente no se leerá bien en la imagen:

D. FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE

CAUDILLO DE ESPAÑA, JEFE DE ESTADO, GENERALISIMO DE LOS EJERCITOS, ALCALDE HONORARIO DE ALMERIA MURIO AL SERVICIO DE ESPAÑA EL 20 DE NOVIEMBRE DE 1975

D. JOSE ANTONIO PRIMO DE RIVERA

DIO SU VIDA POR ESPAÑA EL 20 DE NOVIEMBRE DE 1936

Los almerienses de esta capital y provincia que siguen fieles a su recuerdo, ruegan la asistencia a la misa que, por el eterno descanso de sus almas, se celebrará hoy, día 20, a las 7:30 de la tarde en la Santa y Apostólica Iglesia Catedral.

.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Mi tristeza y mi alegría... a dos manos

Esta mañana no fui a trabajar. Me pedí el día para realizar unas gestiones; “Asuntos particulares”, que dice el convenio.

Entre semana voy a nadar tras la jornada laboral, que en mi caso finaliza a las tres de la tarde, pero hoy fui más temprano al acabar pronto de... los asuntos particulares. Finalizada la sesión natatoria decidí caminar por el paseo marítimo, sito a las espaldas del complejo deportivo donde se encuentra la piscina.

Todo estaba en calma. Apenas había gente y Eolo no hacía acto de presencia... quizás porque temía mi venganza. De repente, ahí estaban ellos... una vez más. Rectifico: frente a mí estaban EL y ELLA. Los que sin saberlo pasaron a ocupar un lugar en el pódium de mi lista de... “parejas referencia”. Al reconocerles, una especie de burbuja invisible comenzó a envolverme... desapareciendo todo lo demás: personas, mar, su aroma, cielo, tiempo... Y dentro de ese espacio acotado de sentires... sólo cabida para ellos y yo, como flotando... no a cámara lenta pero sí pausada. De nuevo ese... “en ocasiones veo cosas” que he referido con anterioridad y que con frecuencia me asalta por sorpresa.
.
Ella está muy, muy deteriorada. De hecho, ya parece que está... sin estar. Ya... no da ni siquiera aquellos pequeños pasitos. Ya no va, temerosa, cogida del brazo de él...
.
Al mirarla... y verla, el corazón se me encogía y encogía... hasta que casi cayó una lágrima en la arena.

El empuja la silla de ruedas en la que ella, con la cabeza mirando al suelo... impasible respecto a su entorno... inmersa en lo que parece la nada, se mueve. O mejor dicho... la mueve. Continúa vigoroso a pesar de los años, con la misma ternura apacible dibujada en su rostro, con la misma amorosa dedicación.
.
Al mirarle... y verle, el corazón se me agrandaba y agrandaba... hasta que casi cayó una sonrisa en la arena.

Ahí sigue, empujando la silla... sosteniendo a su compañera, a dos manos...
.
.
.
Ahí siguen... recorriendo en plural la distancia de vida que les quede.
.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Dando el levecampanazo

Erase que se era Leve dirigiéndose a clase de danza oriental. Realiza el trayecto siempre caminando pues gusta de llevar a la práctica aquello de: “quien mueve las piernas... mueve el corazón”. Por otra parte en menos de media recorre la distancia y dándole a la patita además se ahorra la “tarea horribilus” de buscar aparcamiento en el centro; doblemente dificultada porque la mayoría de calles están levantás’ en la línea... “Obra de El Escorial”.

Para llegar al centro se ha de cruzar una avenida que atraviesa toooooda la ciudad de Norte a Sur, pudiendo decirse que es la arteria que la divide. Circunstancia esta que permite a cierto ser que se desplace a través de ella a sus anchas, largas, altas... y diagonales.

Esperaba la muchacha a que un semáforo le diera paso cuando... ¡maldición, rayos y centellas!: el dios del viento la pilló a traición colándose por debajo de su falda y duplicando su levedad, ya que casi-casi la elevó del suelo como si fuera un peso pluma. ¡Menudo bandazo le arreó!
.
La traición se desarrolló en dos tiempos. En el primero, el “vestido bosque” que nuestra protagonista llevaba...
.

dejó de ser tal para trocarse en algo así...
.

En el segundo... la campanita textil prácticamente se volteó completa hacia arriba dejando los leveinteriores corporales de nuestra protagonista a la intemperie. ¡Bufffff!... si por poco se lo arranca de cuajo, como quien se quita un calcetín. Mientras tanto el semáforo de peatones había cambiado a verde y sendos ejércitos de vehículos enfrentados presenciaban como Leve ofrecía el espectáculo. Otra vez: ¡¡¡MALDICION RAYOS Y CENTELLAS!!! Amos queeeee... ¡hasta ahí podíamos llegar! Ya no te ajunto, ale... Eolo.

Y colorín colorado... al traidor de turno, allende ese lugar al que nadie desea ser remitido... Leve le ha mandado.

Por favor... si alguien tiene la tentación de cambiarme el nombre que no sea por “badajo”. ¿Qué tal el de ella?...


A ver... no vaya a pensar el respetable que deseo vivir con faldas y a lo loco. Tampoco tintarme de rubio platino. La propongo porque lo acontecido ha sido mismamente igual. Ejem, más o menos igual. Ejem, ejem, más... más que menos.

.

martes, 17 de noviembre de 2009

Levesomnífero

Ni fármacos, ni técnicas de relajación, ni hacer deporte unas horas antes de dormir, ni un baño caliente... Contra el insomnio, lo mejor de lo mejor (leve-eficacia garantizada) es contar. Pero no ovejitas, lejos de lo que todo el mundo cree. Lo que hay que contar son cabritas. Eso sí... no pueden ser cualesquiera. Hay que acostarse, mejilla contra mejilla, ejem digo mejilla contra almohada, cerrar los ojos y visualizarlas como si fueran nubes que se forman en el cielo de nuestra mente... uuunaa, doooosss...

video

ZzzzZZZzzzzZz....ZzzzZZZzzz....ZzzzzZZzzzz...ZZzzzzzzz...

lunes, 16 de noviembre de 2009

Cena en un leve-restaurante de lujo

  • Maître.- Buenas noches. ¿Tiene reserva?
  • Leve.- Buenas noches. Sí... a nombre de Leve Estanocheme Pongoco Moelquico.
  • Maître.- Sígame por favor...

(Tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac... tiempo que emplea Leve en ir tras el maître)

  • Maître.- ¿Le gusta esta mesa con vistas al "Arrecife de las Sirenas"?
  • Leve.- ¡Oh!, es perfecta.
  • Maître.- Le dejo la carta. Enseguida le toman nota...
  • Leve.- Gracias, muy amable.

(Tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac... tiempo que emplea Leve en la lectura... tic-tac, tic-tac, tic-tac...)

  • Camarero.- Buenas noches... ¿ha decidido ya?
  • Leve.- Hummmm... tomaré "carne ¡ñan-ñan-ñan! ", poco hecha.
  • Camarero.- Si me permite el comentario... es una magnífica elección.
  • Leve.- Confío en que así sea.
  • Camarero.- ¿De segundo?
  • Leve.- No tomaré segundo.
  • Camarero.- ¿Y de beber?
  • Leve.- Agua mineral.
  • Camarero.- ¿Alguna marca en particular?
  • Leve.- ¿Tiene "Evian"?
  • Camarero.- Con gas y sin gas.
  • Leve.- Sin gas, gracias.

(Tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac... tiempo que emplea el cocinero en preparar el plato elegido por Leve... tic-tac, tic-tac-tic-tac...)

  • Camarero.- Aquí tiene... buen provecho.
  • Leve.- No lo dude, aprovecharé... estoy hambrienta...


    (Tic-tac, tic-tac, tic-tac... tiempo en que Leve saborea la "spécialité du Chef" ... tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac...)

  • Maître.- ¿Qué le ha parecido?
  • Leve.- Un plato exquisito, pura delicatessen. Lo recomendaré fervorosamente.

(Tic-tac, tic-tac, tic-tac... tiempo que Leve emplea en hacer la digestión antes de ir a dormir y en aceptar que por la "ternura" de unos pequeñecos se volvió antropófaga... tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac...)

.

Pd. Interesados-as en ver el vídeo en "detalle panorámico" asomarse aquí ... ¡Recomiéndoloooo!, tanto o más que el propio plato estrella. En lo que a mí respecta, cada vez que les tengo enfrente... ¡ñan-ñan-ñan...! se me despierta de nuevo el apetito. ¡Y cómo!

Pd 2. Carlota... ya te dije que estabas creando escuela, je.

.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Leve-agarrao'

Sé bailar agarrao' pero no sé bailar agarrao' y me explico. Nunca he dado clases de agarrao' y para que parezca que sé bailarlo, la otra parte debe saber de verdad de la verdadera, es decir conociendo los pasos y teniendo gracia, porque de lo contrario la cosa no funciona. Y es que soy muy... rebelde porque el mundo me ha hecho así, que cantaría Jeanette. Me sigo explicando. Si el varón sabe y "me dejo llevar" –el quid creía yo-... me salen alas en los pies y mi levedad se vuelve mayúsculamente LEVE. Si no, mal asunto porque quiero “mandar” y claro... no sale como debiera produciéndose “movimientus interruptus”. ¿Luchas de poder? No exactamente ya que mi mente si quiere dejarse llevar, pero mi cuerpo no lo permite... de vez en cuando. Es otra la razón, según el profesor.

Mi agarrao' se limita básicamente a lo experimentado con mi tío. Mi tío Paco –o padre postizo- es un excelente bailarín de tango, bailes de salón, pasodobles, incluso sevillanas... hasta el punto de que, una vez jubilado, ha estado dando clases como voluntario del ayuntamiento en una de las mega-asociaciones de vecinos de la ciudad. Nuestros encuentros danzarines solían darse en eventos tipo BBC (bodas, bautizos, comuniones) y nuestra especialidad era el pasodoble; de hecho lo único que bailábamos a excepción de algún "cha-cha-cha". Ahora bien... ¡pasodoble con figuras!... faltaría más.
.
Tanto dábamos el pego (siempre y cuando yo me dejara llevar, insisto) que una vez en un restaurante al aire libre de una zona de veraneo, los extranjeros que lo llenaban debieron pensar que el hotel nos tenía contratados porque nos aplaudían cada vez que acababa una pieza. Igual ayudaba que éramos los únicos que estábamos en la pista, je-je. Por otra parte mi tío y yo no necesitábamos que sonara “Paquito el chocolatero” para marcarnos un pasodoble. Nos las apañábamos muy bien con cualquier música aunque fuera “Bakalao”... o hasta “Máquina” (que miren es estridente su sonido), ya que éramos expertos en adaptar, je-je-je.
.
El tío Paco y la sobrina Leve en plena acción

Y cosas de la vida... tras varios años mi tío se ha cansado de ejercer de profesor y ¿quién le releva? Mi pareja amiga, Toñi y Pío, también magníficos “tanguistas” y “bailesaloneros”. Fue por ellos que hace unos meses asistí a una milonga y son los responsables de que vaya a aprender. Supongo que presa de las emociones que me provocó el tango aquella noche, algo comentaría respecto a mis otrora deseos. No sé cómo... pero el hecho es que me han encontrado "parejo", precisamente un chico al que le comenté que me había encantado su actuación: por cómo lo interiorizaba, por su vestimenta... porque lo hacía muy bien en definitiva.

Así que... tal vez me pueda quitar una espinita que tenía clavada tras un par de intentos infructuosos porque los “parejos” no eran los adecuados. O visto desde otra perspectiva la adecuada para los “parejos” no era yo. Ahora hay que ver si el muchacho y yo nos “acoplamos”, que esa es otra. Porque aunque comencé el domingo pasado, el susodicho estaba ausente por encontrarse de viaje. Pero como quiera que comenzar las clases se ha ido posponiendo por razones varias, mi pareja amiga insistió en que fuera y empezaría aprendiendo el paso básico con él.

Así lo hice. Me presenté y la primera mitad de la clase me la pasé girando con Pío, quien me tenía que “retener” para que no se me fuera el cuerpo por adelantado. Y pese a “cojear” en ese sentido alguna que otra vez... parecía que sabía bailar, je. Porque él ya es experto claro. Toñi, que estaba sentada y observaba, me hacía esto...
.


La segunda parte de la clase me cogió el profesor, para tantearme supongo y también me tuvo que “frenar” de cuando en cuando. Madre mía... ¡qué gozada bailar con un profesional!... porque no caminas... vuelas a ras del suelo. Y aquí si que te crees que sabes. ¡Y hasta lo creen los demás!

Toñi y Pío opinan que me va a ir estupendamente. Que tengo aptitudes... que cogí a la primera el básico y que incluso pasos complejos que otros alumnos han tardado años en ejecutar, a mí me salieron sin haber tenido contacto previo con el tango. Yo les corregí diciéndoles que en ese momento no tenía la menor idea de lo que había hecho y que habría salido de chiripa. Sólo me dejé llevar... je-je, justo donde tengo más problemas. Y ahí parece que está la clave.

Días después Toñi me comentó que según el profesor no me dejo llevar porque... chan-ta-ta-chaaaaannnnn: tengo mucho sentido del ritmo. Y Don Ritmo no se espera a que el hombre marque movimientos, sino que obliga a mi corpóreo cuerpo a moverse antes. Entonces... ¿lo de rebelde con causa, qué?

Así pues... cinco confirmaciones en mi primera clase de tango:

1.- Es un baile muy difícil. Igual cuando sea menos novata lo veo de otro modo.
2.- Lo que más me gusta es la “milonga”... la “cunita externa" me salió de lujo (con el profe claro).
3.- Tengo que evitar girar la cadera, que se me va cuando no debe (cosas de la danza oriental que en ella está ida siempre y claro, para que regrese en otros bailes...).
4.- Mis “parejos” no tuvieron que ingresar en la Unidad de Grandes Pisoteados, pese a las dudas que tuvo un miembro del respetable ... :-P
5.- Al parecer... ¡soy una esclava del ritmo!...


.
Claro... así me pasa que, salvo que me ate a la silla, no me puedo quedar sentada viendo los vídeos de otros blogs dependiendo de qué suene...
.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Serenita... sirenita

Hay ocasiones en las que hundiéndose en la música... llega la salvación que devuelve el oxígeno perdido...
.
.
Me favorece la estrella en el pelo... ¿no?
.
.

jueves, 12 de noviembre de 2009

La familia aumenta

Destacaba entre todas. No por ser más alta, ni más guapa sino porque se veía como perdida aún encontrándose entre una multitud. Quizás eso le hacía "brillar" de un modo especial. Me he acercado y Mari Juana –así se llama- me ha pedido que la sacase de allí pues afirmaba sentirse como un pulpo en un garaje. Al comprobar que estaba medio mareada la he llevado fuera, a que tomase el aire...
.
.
U otro aire para ser exacta. Es decir... la he traído a casa. Ahora, tras votación democrática de todos los habitantes, se ha unido a la troupe y se queda a vivir en este hogar dulce hogar. Nueva compañera de piso pues. La pobre... era despreciada por las gardenias, las violetas, las araucarias, los ciclámenes, las drácenas, los pensamientos, los crisantemos... con los que convivía, quienes injustamente la consideraban la “oveja negra” de la familia. Y sólo por parecerse a una tal Mari Huana de dudosa reputación que dicen siempre está en paraísos artificiales. Aunque lo cierto es que no tienen el menor parentesco y ni por asomo les corre la misma sangre por las venas... ejem, la misma savia por los tallos.
.
¿La similitud del nombre?... Mera coincidencia. ¡Qué culpa tiene la criatura de que su abuela materna fuera bautizada como María y la paterna como Juana! Sus padres, que eran muy tradicionales y claro... Menos mal que no se llamaban Eduviges y Robustiana... por poner un par de ejemplos.
.
Yo le digo que no se preocupe... que comienza una nueva época para ella en la que todo irá bien y que será aceptada tal cual es, sin ser juzgada; mucho menos por su aspecto.
.
Y que... ¡es una suertuda pues hasta canción tiene!...



.
La "versión estudio" no tiene desperdicio... ¡qué caritas... qué guión... qué sonrisas... qué movimientos... qué vestuario... qué interpretaciones...!, sobre todo en la primera parte...


.
.
.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Help!

Vivo en una segunda planta. Siempre subo y bajo por las escaleras, salvo que lleve algo de considerable peso o vaya al garaje. Para acceder al mismo sin salir del edificio hay que introducir una llave en el ascensor y recientemente han cambiado la cerradura. El presidente de la comunité sólo me ha dado una y por aquello de que... “mujer previsora vale por dos” (o porque... “la experiencia es la madre de la ciencia”) he hecho una copia... pa’ curarme en salud por si la pierdo, se pierde, me la birlan... En resumen: por si desaparece de mi vista-manos.

De modo que he ido a la ferretería. Como ya sabrá el respetable una ferretería (comercio por cierto que me gusta un tanto) es un establecimiento donde se venden objetos varios de metal y otros materiales, pinturas, utillaje diverso... abundando clavos, herramientas, tuercas, herrajes, tornillos... una especie de paraíso para los aficionados al bricolaje. ¿O me va a negar alguien que visitar un “Leroy Merlín” no es una excursión en toda regla reglada?
.
A la par que el ferretero buscaba la llavecita, que al no tener código y ser pequeña se hacía de rogar y no aparecía, hablábamos. Me comentó que no se solía llegar y besar el santo con las de menor tamaño. Que había tropecientos mil modelos -los cuales me mostró... o casi- y que a menudo había que buscar el adecuado durante un rato. Cuando por fin la máquina estaba “relieveando” (tocaba palabro) al inminente clon, miro a una esquina del mostrador y: ¡No me lo puedo “de creé”! Como viene sucediendo en los últimos tiempos... una vez más allí estaba EL, vigilante...
.

¡Una libreta amorosa en una ferretería... me lo expliquen!
.
En la caja de la que asomaba llamando mi atención con un descarado: ”Psssst, aquí, aquí... cu-cú!"... (encima cachondeíto.... ¡seráááááá vacilón este Don Amor!), había otras hermanas gemelas pero primaverales ellas; con sus cubiertas floridas que no corazonadas. Miré alrededor por si había más artículos de papelería, pero no. ¡NO! Y lo que es más grave: ¡me ha amenazado!...
.

En fin... creo que este asunto se ha puesto serio y me veo en la necesidad de tomar medidas. Ya lo creo que lo haré. Mientras tanto, únicamente puedo gritar...

.


martes, 10 de noviembre de 2009

Una...

Una se despierta sonriendo ligeramente... y piensa que, aunque no lo recuerde, Morfeo debió dibujar en la noche un maravilloso paisaje para una...

Una se levanta, se prepara un té... y mientras en penumbra lo saborea sentada en la cocina, ausculta el silencio imperante presintiendo esos puntos suspensivos que son cada día en que vive una...

Una conduce dirección Este con la compañía de un cielo que desperezándose arde de pura belleza... y lejos de quemarse, se enciende una...

Una a veces derrama alguna lágrima... porque la belleza del espectáculo es tan inmensa que el caudal del alma se le desborda a una...

Y con cada amanecer... una siente el privilegio de despertar toda mañana tras esa pequeña muerte que es el sueño... de una.


.

lunes, 9 de noviembre de 2009

De levepicnic

Hoy Salvatore me ha dado una gran sorpresa. Se suponía que nuestro destino era otro pero, de repente y sin aviso, ha virado el rumbo y me ha llevado a un lugar que hacía mucho tiempo que no visitaba. Alguien más nos acompañaba: en el maletero había una cesta de mimbre que contenía un suculento ágape que haría las delicias de nuestro paladar.
.
Mi guía dijo, además, que como invitada de honor no tendría que ocuparme de nada... que él se encargaría de prepararlo todo; incluso de recogerlo una vez hubiésemos acabado. Y el respetable se preguntará: ¿Cómo es posible que un coche despliegue un mantel de cuadritos, necesario en cualquier picnic que se precie? Fácil...
.

Lo consiguió haciendo que sonara a través de sus altavoces la melodía en cuestión (“Mooglow”, de Morris Stollof), que me ha abducido transportándome a la puritana norteamérica de los años 50.
.
La panorámica no podía ser mejor: Kim Novack y William Holden frente a frente... silenciosamente... sensualmente. La atracción deslizándose en un baile de miradas, de cuerpos con efervescencia contenida, de vibrantes pasiones a punto de desbordarse. Miradas que se enlazan y nada más importa. Durante unos minutos... el mundo desaparece para ellos. Un tiempo detenido de tiempo. Un instante en el que su acercamiento es lo único que tiene valor. Su proximidad cada vez... cada vez más cerca. Hirviendo... a fuego lento... por dentro. Imanes humanos con una sola misión: unirse cadenciosamente... a través del invisible hilo de deseo que une sus retinas.
.
Posiblemente una de las escenas más seductoras de la historia del cine.
.
Leveindiscutiblemente... memorable.
.
.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Ausente

Una vez más no estoy aquí (ejem... ya amenacé con que me aficionaría a la bilocación).
.
Pero sí allí... dando mi primera clase de ¡chan-ta-ta-chaaaaannnn!...

video

Quién no quiera "recibir" como el mirón que se ha colado en la pista que se aparte. No es culpa mía, propiamente je, sino de mi posición de novata. Y miren que le avisé... pero el tipo ni caso.
.
Lo que no me hace mucha gracia es el horario: ¡domingo por la noche! Pero es que mi "parejo" (¡de baile!) no puede el martes, que sería la otra opción. En fin... por todo hay que pagar un precio.
.
Con permiso, voy a seguir con mi "Cumparsita"...
.

.
.
En esta ocasión de la mano del genial Carlos Saura con su título "Tango" y de uno de los mejores -para mí- fotógrafos del cine actual: Vitorio Storaro o lo que es lo mismo... el mago de la luz.
.
Y no me puedo resistir a dejar otra virtuosa versión...
.

.
.

sábado, 7 de noviembre de 2009

Levepromesa cumplida

Soy alumna de los indios guaraníes en algunas asignaturas. Ellos me enseñaron que en su lengua "ñe'~e" significa “palabra” y también “alma”. Y creen que quienes mienten la palabra, o la dilapidan... son traidores del alma. Porque si doy mi palabra... me doy yo. Y si mi palabra estuviera vacía de la música de la verdad... ¿qué tendría yo dentro salvo ruido?

En un comentario de esta entrada hice una promesa a alguien. Finalmente no pudo ser el sábado pasado porque viruses varios lo impidieron pero hoy, Myriam, ha ido por ti...
.
.
Y también por todo aquel-la que desee sumergirse en sus aguas.

Las promesas, chiquitas o grandes, leves o densas... sólo tiene una razón de ser: su cumplimiento.
.

viernes, 6 de noviembre de 2009

Levemetamorfosis

Colecciono tristezas. Les lavo la cara, les pongo rulos en el pelo, les extiendo una base de maquillaje, les doy colorete, les pinto una sonrisa en los labios...
.

Les echo rímel de rocío de la noche...
.

O les pongo pestañas postizas para alargarles la mirada hasta el infinito...
.

Les aplico sombras en los ojos. Unas quieren un toque de dorado sol, mezclado con estrellas y polvo de luna eléctrica...
.

Otras escogen azul mar Mediterráneo en un párpado y océano Pacífico en el otro...
.

Las hay que eligen unas alas de mariposa para poder volar...
.

Otras... prefieren planear por cielos en crepúsculo, usando plumas de pájaro. Y como comienza a llover es inevitable que les caigan gotitas...
.

Y algunas optan por el arco iris que aparece tras la tormenta de rayos turquesas y violetas...
.
.
Una de ellas quiere un antifaz (¡de superheroína!) pues le han invitado a una fiesta de disfraces y pretende no ser reconocida...
.

La más felina decide aprovechar la ocasión para mostrar su verdadera personalidad...
.

El toque final: colocarles adornos entre los rizos...
.

¡Por fin listas! Entonces salimos a la calle y escuchamos que nos dicen mientras caminamos:
.
¡guapaass, guapasss, guaaaapaaaassss!

Ayer nadie reparaba en ellas. Hoy tan lindas quedaron mis penas, tras el acicalamiento, que sin darnos cuenta... se han convertido en alegrías.


.

jueves, 5 de noviembre de 2009

Cosas de paisanos

Ya dice un refrán que todo se pega menos la hermosura. Aunque yo lo levetransformo diciendo que la belleza es lo primero que se contagia. Y claro... tanto maullar-maullar el de Cheshire en los lindes de mi patria, que me veo también de esta guisa...
.
Estoy...


Pero no estoy...
.

O lo que es lo mismo: de nuevo en el teatro con lleno absoluto en el auditorio para disfrutar de dos colosos del escenario...
.

¡Sssssssshhhhh... silencio que comienza la función!... ¡Móviles apagados pol Dió!

A este paso me aficiono a la “bilocación”.

¡A estar bien!... o mejor.

.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

¡Acosada!

Hoy he ido a comprar un abrigoide que vi hace un mes. Como era bueno, bonito y barato... alguien se me adelantó y voló el susodicho. Casi mejor: ¡aún voy en camiseta de tirantes y sandalias! Sin embargo no he salido de la tienda sola. ¿Quién estaba en cambio en el lugar exacto que ocupaba el abrigo? El, ejem, EL... ese que me persigue, que se disfraza de nube, de galleta, de piedra, de parquet... ahora me ataca de este modo...


Oigan... ¡se colocó en mi cintura y se deslizó sobre mis piernas sin avisarme... a traición! Lo que me ha costado zafarme de él, ¡uufff!

Esto ya pasa de castaño a oscuro... digo a acoso. Parece como si continuamente, con sus distintas caras, me dijera...



Claro que razones no le faltan a Don Amor. Aunque esas... se revelarán en el próximo capítulo de “Levesecretos del corasón”.

Pd. Se ruega al respetable que sea condescendiente con quien suscribe. Hoy está muertiiiiiiiiiiita. Y claro, las neuronas actúan en corcondancia.
.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Modalidades cinéticas-energéticas humanas

Según datos obtenidos en un estudio realizado por la Doctora en Antropología Leve, en colaboración con expertos del Departamento de Neurofisiología de la Facultad de Medicina de Maravillolandia, las energías que mueven el pensamiento del ser humano, y por ende motivan sus consiguientes actos, son tres fundamentalmente:

AMOR.- La energía que capacita para descubrir la belleza por doquier, incluso donde sólo parece haber horror. La que expande el corazón y lo hace poroso para que esa belleza penetre... y se pose. La que aclara la visión. La que ablanda lo demasiado duro y fortalece lo excesivamente frágil. La que permite que se abrace el infinito con un roce en particular; dándolo... o recibiéndolo. La que nos hace fluir en la verdad y anima a que el resto fluya auténticamente con nosotros. La que canta más que habla. La que, también, a veces se duele por darse hasta casi quedarse sin aliento para sí. La que sabe que reír es fundamental y llorar... necesario de tanto en tanto. La que ilumina la mirada con un arco iris. La que considera que el bienestar del hombre aumenta cuando es parte de un archipiélago y disminuye si es isla solitaria. La que dibuja en el rostro la alegría de vivir...
.

ODIO.- La energía que ve únicamente negatividad. La que constriñe el corazón y lo petrifica. La que nubla la visión. La que endurece lo blando y debilita lo aparentemente fuerte. La que posiblemente sólo es miedo disfrazado. La que reduce el mundo personal al tamaño de la cabeza de un alfiler. La que mutila cualquier atisbo de ternura que pretenda escaparse; la que aniquila al que intente llegar de otro. La que grita más que habla. La que se vanagloria de tenerse sólo para sí. La que asfixia a la risa hasta condenarla al exilio. La que opaca y enturbia la mirada. La que considera que el malestar del hombre disminuye cuando es isla solitaria y aumenta si forma parte de un archipiélago. La que dibuja en el rostro la ira de vivir...


INDIFERENCIA.- La energía que se traduce en un... “ni chicha ni limoná”... “¡bah... y a mí qué!”... “estamos aquí porque nos trajeron y no nos podemos marchar”... “si hay que ir se va, pero ir pa’ na’...” y sinónimos varios...


Conste que el ensayo se ha desarrollado vía método científico, siguiendo el modelo evolucionista.
.

domingo, 1 de noviembre de 2009

EL LEVESECRETO

Quiero contaros mi gran secreto, pero ¡ssssshhhhh... que nadie más se entere! En ocasiones... en ocasiones veo cosas... Aunque por suerte no lo que ve esta criaturita...
.
.
Y a veces esas cosas que veo me persiguen insistentemente. Desde hace una semana me topo con una de ellas en todos lados; disfrazada bien es cierto con los más dispares atuendos. El sucesivo encuentro comenzó unas horas después de cruzarme con Doña T. Sin esperarlo, me di de bruces con él. Porque es un él. O un EL en realidad pues es mayúsculo. En aquella ocasión se había vestido de riguroso blanco...
.

Unos días más tarde le descubrí forrado de madera e instalado en el suelo de mi centro de trabajo...


¿Cómo fue que antes no me di cuenta de su presencia con la de horas que paso allá?... ¿Me estará espiando?
.
Pero ahí no quedó el asunto. En la misma mañana me asomé a la ventana y de nuevo frente a mí, con una túnica de algodón y de esta guisa...
.

Ya sabía que el amor está en el aire... ¿pero además en el suelo? Al parecer sí, concretamente en parquet y piedras. Por eso es bueno hablar -también- con estas últimas. Por lo que tienen que decir... por lo que tienen que callar. Y porque fueron las primeras cosas acabadas del universo, en su origen, lo que algún conocimiento extra les otorgará la ventaja... digo yo.

No crea el respetable que acabó ahí la persecución, ¡porque es obvio que me persigue! El colmo fue cuando se echó un saco de harina encima mezclado con azúcar, se horneó y, a través de una compañera, se ofreció en forma de...


Todas estas apariciones en la misma semana no han de ser gratuitas... no, no, no. Han de tener un sentido y creo habérselo encontrado. Pero... continuará...

Mientras tanto... querer o no querer.... esa es la cuestión...


.
Señoras y señores blogespectadores, les informamos que próximamente se emitirá el segundo capítulo del culebrón autobiográfico: "Levesecretos del corasón".

.